August 22, 2019

Gato De La Habana – Perfecto para cualquier hogar

Gato De La Habana Perfecto para cualquier hogar

Gato De La Habana Perfecto para cualquier hogar

Gato De La Habana: Felis catus

Familia: Félidos.

Orden: Carnívoros.

Clase: Mamíferos

Descripción y origen: También llamado ‘marrón de La Habana’ Habana brown, o simplemente ‘Havana’, es una raza de preciosa lámina con un estándar relativamente amplio, pero contradictorio, a veces, dependiendo de las procedencias de los jueces que evalúen el mérito de los ejemplares. La lámina debe ser del tipo ‘extranjero’ o más concretamente siamés, si bien la configuración de la cabeza sea sensiblemente diferente, con hocico seco y fino, cráneo alargado, enjuto de orejas, que nacen altas con una base ancha, erectas, separadas y de forma triangular. Los ojos, situados oblicuos respecto a la caña nasal, son ovalados y de color verde penalizándose los tonos amarillos.

Debe apreciarse un moderado stop nasofrontal, que le distancia del tipo clásico siamés. El cuello, de buena longitud, cilíndrico y musculoso, se une a un tronco alargado, enjuto, esbelto y flexible, con extremidades alargadas y poderosas en las que el par posterior es de mayor longitud que el correspondiente delantero. La cola, alargada y cilíndrica se afina gradualmente hacia el extremo. El pelaje, corto, denso, apretado y brillante, presenta un color uniforme marrón oscuro característico. Obtenido en el Reino Unido de la Gran Bretaña mediante cruzamiento entre siameses chocolate, fue al principio, un siamés en el que los factores genéticos que regían la dilución de los tonos en cabeza y cuerpo, sufrían una ‘interferencia’ y cesaban en su influencia. Posteriormente se han formado criterios diferentes aunque se penalicen siempre ejemplares de capa no uniforme y ojos ambarinos.

Longevidad: Quince-dieciséis años.

Alojamiento: Perfecto para cualquier hogar puede vivir muy bien en jaulones de cría mínimamente protegidos del frío intenso y precipitaciones atmosféricas, acondicionados con calefacción y lámparas de infrarrojos.

Alimentación: Como cualquier otro miembro de su especie, debe recibir una dieta carnívora esencial, que puede complementarse con pescado, arroz hervido, papillas de cereales e incluso leche espesada con maicena.

Carácter y comportamiento: Menos variable que el de sus antecesores los siameses, suelen presentar características de ‘confianza en sí mismos’, alegría e independencia que, juzgadas con criterios humanos, pueden tildarse de extroversión y ‘descaro’. Se encarnan mucho con sus amos, a los que proporcionan largas sesiones de luejo y actividad.

Cuidados diarios: Los animales de compañía han de ser preferiblemente castrados de cachorros. Deben ser protegidos del frío y la humedad excesivos además de someterles a las desparasitaciones periódicas pertinentes.

Reproducción: La obtención de los ‘marrones de La Habana’, ha de seguir unas reglas estrictas en la elección de reproductores que convendrá ‘retrescar’ aportando cruces con siameses chocolate, ya que la unión reiterada de ‘habanas’ degenera el tipo manteniendo tendencia al aclareo de la capa y al viraje de los ojos hacia el ámbar. Las hembras, pueden parir y amamantar sin problemas a sus pequeñuelos.

Enfermedades: Esencialmente robustos y resistentes, pueden contraer todas las afecciones normales de la especie siendo más propensos a ‘enfriamientos’ y otras anomalías pulmonares o respiratorias. La profilaxis periódica de endoparásitos, será realizada con los fármacos habituales a las dosis aconsejadas en los envases.

Gato De La Habana Perfecto para cualquier hogar

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*