June 16, 2019

¿ Se puede tener una araña como mascota ?

 Se puede tener una araña como mascota

Nadie puede decir que las arañas no causan una infinidad de sensaciones, siendo la más común el miedo, debido a películas, a que son asociadas a brujería y oscuridad, y porque ciertamente algunas poseen un veneno tan poderoso que puede ser capaz de causarnos la muerte.

Existen aproximadamente 70.000 especies de arácnidos, y más del 80% son arañas. Aunque algunos no lo crean o no lo comprendan en los últimos años en nuestro país se ha comenzado a comercializar arañas como mascotas. Específicamente arañas del grupo de las Mygalomorfas, tarántulas o más comúnmente conocidas como “arañas pollito”. Este popular nombre deriva del hecho de que algunas especies que alcanzan tamaños considerables pueden depredar aves pequeñas, o generalmente polluelos. La especie que más se asocia con esta conducta depredatorias es la araña Goliat o Theraphosa blondi.

Existen muchas especies que se comercializan en el mundo como arañas mascotas, pero aquí en nuestro país es común encontrar arañas chilenas del género Grammostola, generalmente la araña chilena rosada. Es apetecida en el comercio de mascotas debido a su rusticidad (resistencia) y principalmente a su docilidad.

El tamaño del lugar donde la araña será mantenida no debe ser de grandes dimensiones, pero si proveer suficiente espacio para sus funciones básicas y que puedan ejercitarse. Por lo general las arañas no son muy activas a menos que se les moleste. Nunca deben ser mantenidas ni en grupos ni en parejas, ya que es común el canibalismo. Con excepción de arañas gigantes como la Goliat, por lo general terrarios de vidrio o plástico de 37 cm. X 27cm. X 27cm. Son suficientes para una araña adulta. A las especies terrestres no se les debe dar mucha altura en el terrario, ya que pueden caer y sufrir injurias. Accesorios que imiten el hábitat natural de nuestra araña son imprescindibles.

La alimentación de las tarántulas debe estar basada en otros invertebrados, sobre todo insectos, dentro de los cuales podemos nombrar a grillos, saltamontes, gusanos de tebo, tenebrios y sofobas. El tamaño de las presas debe ser adecuado al tamaño de la araña.

El agua debe ser suministrada de forma constante, y en un recipiente adecuado según su tamaño. Algunos recomiendan colocar esponjas o algodón para facilitar que beba agua, pero es un riesgo de contaminación, así que es mejor evitarlos.

Como conclusión cabe destacar que este artículo no pretende incentivar la adquisición de arañas como mascotas, sino que solo provocar un momento de reflexión en quien decida mantener una como mascota. Las arañas son animales maravillosos que merecen nuestro respeto como cualquier otro animal, por lo que antes de adquirir una, se debe estar informado, comprarlo por vía formales (ya que su tenencia y venta está regulada por nuestras autoridades) y no olvidar que como cualquier otro animal que se decida mantener como mascota, debe tener cuidados médicos.

Por : Sebastián Crisosto V., MV

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*