March 31, 2020

La procesionaria del pino: Un peligro para nuestras mascotas

La procesionaria del pino: Un peligro para nuestras mascotas

La procesionaria del pino: Un peligro para nuestras mascotas

La procesionaria del pino: Un peligro para nuestras mascotas. Artículos sobre mascotas.

 

Los factores que pueden atentar contra la salud de un animal pueden ser tanto naturales como artificiales. En este artículo, conocerás a un representante del primer grupo.
Con la llegada de la primavera, un insecto se hace presente en ciertos árboles, tales como los pinos, los cedros y los abetos. Estamos hablando de la procesionaria u oruga del pino, un organismo tan peligroso para nosotros como para nuestras mascotas.
Si resides en una zona de clima mediterráneo prominentemente arbolada, esta es una nota que no puedes dejar de leer para tomar todos los recaudos necesarios.

¿Qué son las procesionarias?

Aunque su nombre pueda resultarnos poco familiar, estos insectos son ampliamente conocidos por casi todas las personas que viven en climas templados. Se trata de unos seres de pelos puntiagudos y tóxicos capaces de provocar dolorosas reacciones alérgicas sobre sus víctimas.
Como si esto fuera poco, las procesionarias no ejercen discriminación alguna al momento de posarse sobre un ser vivo, razón por la que nuestros perros no están exentos de sufrir el ataque.

¿Cuáles son los peligros para nuestros animales?

Si eres el dueño de un cachorro muy inquieto y con tendencia a olfatear todo lo que se encuentre a su paso, es importante que pongas especial atención a la presencia de este pequeño ser rastrero de mal aspecto.
En efecto, las procesionarias se encuentran recubiertas por pelos duros, altamente tóxicos, que al entrar en contacto con otro organismo, se desprenden y ocasionan numerosas lesiones en la piel. Asimismo, si nuestro perro comete el error de acercarse demasiado a una procesionaria, podrá sufrir heridas en la boca, la lengua o el paladar.

¿A qué se deben las reacciones de la procesionaria?

Es probable que a esta altura estés preguntándote cómo es posible que un insecto tan pequeño tenga la capacidad de provocar severos trastornos en animales de mayor tamaño. La respuesta es simple: cuando entran en contacto con otro ser viviente, liberan una toxina muy peligrosa conocida como Thaumatopina.
Además de ser increíblemente nociva, esta sustancia es capaz de provocar la muerte del animal si ingresa a través de sus vías respiratorias, por lo que es fundamental que tengas mucho cuidado con ella.

¿Cómo es el ciclo de la procesionaria?

Si te has preguntado por qué es posible encontrarse con este insecto solamente durante la primavera, esto se debe a que la oruga sólo vive en esta fase durante la estación que precede al invierno.
El ciclo es sencillo: las mariposas ponen huevos durante el verano, los cuales nacen durante el otoño y se refugian durante todo el invierno. Al finalizar este periodo, las orugas bajan de los árboles en forma de procesión, por lo que el nombre que reciben está inspirado en este hábito.

¿Cómo evitar los daños de las procesionarias en nuestras mascotas?

La medida más contundente para evitar este peligrosos problema es la de abandonar los paseos con tu animal por zonas repletas de pinos durante esta época. En caso de que no puedas hacerlo, no tendrás más remedio que combatir tú mismo las plagas, utilizando insecticidas.
Como todos sabemos, prevenir es mejor que curar; por lo tanto, no expongas a tu perro a las toxinas de estos insectos.

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*