April 22, 2019

¿ Es posible lograr una buena convivencia entre perros y gatos ?

Es posible lograr una buena convivencia entre perros y gatos

¿ Es posible lograr una buena convivencia entre perros y gatos ?

¿ Es posible lograr una buena convivencia entre perros y gatos ? Recomendaciones sobre mascotas

 

Una pregunta que rompe más de una cabeza es la de saber si es concebible que perros y gatos vivan en armonía bajo un mismo techo. Afortunadamente, la respuesta podrás encontrarla en esta nota.
El empleo de la expresión “como perros y gatos” a la hora de describir una relación conflictiva no es azaroso, puesto que el odio que aparentan tenerse ambas especies no sólo es permanente sino que además tiene orígenes ancestrales.
No obstante, el verbo utilizado aquí es clave, puesto que esta rivalidad puede ser sólo aparente en algunos casos. Fomentar las buenas costumbres entre ambos es posible si sabes cómo actuar, por lo que aquí te presentamos una guía que no puedes dejar de poner en práctica.

¿Cómo mejorar la convivencia entre perros y gatos?

Paso 1: Respeta sus maneras de organizarse

Como bien sabes, todas las sociedades humanas cuentan con organizaciones particulares a nivel social. Te sorprenderá saber que los animales también necesitan de estas jerarquías para ordenar su vida en comunidad, por lo que resultará fundamental que aprendas a respetarlas.
La clave radica en reconocer que ambas especies se organizan de manera diferente: mientras que los perros reconocen a uno de sus compañeros como el líder de la manada, los gatos acostumbran a ser independientes de cualquier clase de caudillaje. Asegúrate de brindarles el espacio necesario para que ambos puedan ajustarse al tipo de sociedad contraria.

Paso 2: Preséntalos

Tal como nosotros conocemos a otras personas de una forma lenta y empleando poca confianza, los animales domésticos suelen comportarse de igual modo cuando otra especie es invitada a vivir al hogar.
Si quieres evitar las hostilidades del primer encuentro, asegúrate de que ambos se encuentren bien alimentados y ligeramente fatigados para reducir los intentos de caza. Procura que ambas mascotas estén atadas con una correa y que el acercamiento sea gradual. Es probable que algunos demoren más tiempo en adaptarse a sus nuevos compañeros, por lo que no es aconsejable que los presiones.
Paso 3 No los aísles
Paso 3 – No los aísles

Paso 3: No los aísles

Un error muy común al momento de fomentar la socialización entre perros y gatos es el de mantenerlos en espacios separados, pues esto los convertirá en eternos rivales a la hora de defender su territorio.
Lo que debes hacer es precisamente todo lo contrario, y una buena manera de lograrlo es a través de la domesticación, ya que enseñarles a jugar juntos suele ser el vehículo más eficiente para lograr una buena convivencia.

Paso 4: Aliméntalos por separado

Si bien hemos mencionado que compartir puede ser muy bueno, también es indispensable que cada especie cuente con su lugar particular para concretar tareas determinadas. Un claro ejemplo de esto es el área de alimentación, la cual necesita ser definida mediante límites específicos.
Recuerda que perros y gatos son depredadores naturales, por lo que obligarlos a comer de un mismo plato puede acabar en una severa disputa.

Paso 5: Regálales juguetes

Por último, un consejo que volverá a tus mascotas más que felices consiste en comprarles juguetes. Aunque pueda parecer un detalle superficial, estos objetos son indispensables en la vida de toda mascota, ya que sirven tanto para canalizar el instinto de caza en el caso de los gatos como para otorgarle seguridad al perro.
Si cada mascota cuenta con su propio juguete, reducirás enormemente los ataques de celos y los deseos de iniciar una pelea.
Como ves, hasta lo imposible puede hacerse posible con amor, paciencia y tolerancia.

2 Trackbacks y Pingbacks

  1. Graves Enfermedades de Animales Domésticos
  2. Razones por las que los Gatos son Mejores que los Perros

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*