December 10, 2019

Las cinco mascotas exóticas más peligrosas

Lo extravagante siempre logra cautivar nuestra atención, y esta es una premisa que parece ponerse en práctica a la hora de elegir a un animal como mascota. Sin embargo, este error puede costarte bastante caro.
Existen muchas personas que, no conformes con escoger entre los tradicionales perros y gatos, optan por ampliar su espectro de animales de compañía. Así, es común observar a los geckos, las tortugas y las iguanas habitando los jardines traseros de muchos hogares.
No obstante, a veces lo exótico puede traer consecuencias negativas, por lo que en esta nota daremos a conocer los riesgos que puede implicar tener a ciertas especies como mascotas.
Cinco animales que no deberías tener como mascotas

Las cinco mascotas exóticas más peligrosas

 

5. Boa

La boa es una serpiente muy atractiva capaz de seducir a una persona con su inalterable tranquilidad. Sin embargo, esta imagen es sólo aparente, puesto que no debemos olvidarnos de que estamos hablando de un animal salvaje.
Tenerla por mascota dentro de una pecera segura no suele implicar ningún riesgo. El problema puede llegar a aparecer en el caso de que la serpiente se escape, pues es probable que tome por alimento a otro animal más pequeño.
 

4. Escorpión

Aunque cueste creerlo, muchas personas aseguran sentirse muy atraídas por la fisonomía de estos pequeños animales con tenazas, a tal punto de que eligen adoptarlos como mascotas.
No obstante, esta puede ser una pésima opción, ya que los escorpiones son conocidos por portar una pequeña dosis de veneno en sus aguijones que utilizan como estrategia de defensa personal. Así que si estabas planeando convertirte en el flamante dueño de un ejemplar de esta especie, será mejor que abandones esta posibilidad.
 

3. Avestruz

El avestruz es un animal muy bello y delicado, cuya postura reviste una elegancia pocas veces vista en el reino animal. A pesar de esto, elegirlo como tu fiel compañero puede ser una muy mala idea.

3. Avestruz
3. Avestruz

Estos plumíferos suelen tener una apariencia ingenua y muy torpe durante sus primeros años de vida, no obstante, pueden sentirse amenazados con facilidad y esto hará que te persigan a gran velocidad durante un buen tiempo.
Definitivamente, una experiencia que no querrás atravesar cuando adopten su fisonomía adulta.
 

2. Cocodrilo

Existen muchos individuos intrépidos que se aventuran a extraer un animal salvaje de su hábitat natural y llevarlo a vivir a su patio trasero. Es así como se explica la nada desdeñable cantidad de personas que comparten su vivienda con grandes cocodrilos.
Pese a que en algunos sitios del mundo no existe una reglamentación al respecto, no es aconsejable adoptar a un cocodrilo debido al enorme peligro que su desobediencia natural puede ocasionar en el vecindario.
 

1. Kinkajou

Gracias al excentricismo de algunos integrantes del mundo del espectáculo, estos pequeños animales han comenzado a llamar la atención de más de uno, aumentando su número de demandas en las tiendas de mascotas.
Sin embargo, imitar a las estrellas no ha sido en este caso una decisión acertada, ya que los pequeños kinkajous son los portadores de un rostro adorable pero también, de un pésimo carácter que puede llevarte al hospital.
Por estas sencillas razones, desaconsejamos que lleves a cualquiera de estos animales a vivir contigo.

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*