April 21, 2019

¿ Cómo ayudar a los perros ante las olas de calor ?

Cómo ayudar a los perros ante las olas de calor

Cómo ayudar a los perros ante las olas de calor

Como sabemos los perros al igual que nosotros en el verano y ante las altas temperaturas, también pueden sufrir golpes de calor puesto que se van acabando las reservas de glucemia y de sales en sangre, y por ello debemos estar atentos a cómo está la mascota. Hay perros como los negros que suelen absorber menos el calor pues al ser oscuros reflejan la luz del sol en tanto que los perros denominados chatos también son más propensos a sufrir estos fuertes golpes. El perro en el verano elimina el calor a través del sudor, a través del ano y el estómago. Por ello debemos observar bien a estas mascotas. Tengan en cuenta que un golpe de calor es de un problema de suma urgencia, existe una fuerte acumulación de calor que el can no logra eliminar a través del jaleo y puede llegar a ocasionar la muerte si no es tratado a tiempo.

Por todo lo dicho si notamos que nuestro perro siente ahogo, tiene alteraciones como taquicardia, le baja la presión arterial y tambalea al caminar, se fractura con facilidad y no orina como lo hace habitualmente y además tiene vomitas o nauseas, es necesario llevarlo rápidamente al veterinario.

Otros síntomas a tener en cuenta, es notar que está fatigado y se la pasa echado de manera anormal, que tiene una respiración agitada o que bien le cuesta respirar, si existen temblores, si hay algu órgano como el riñan que está fallando, si tiene manchas de sangre en la piel y lo más importante y urgente, si encontramos hemorragias anales que son causadas por una gastroenteritis.  Ante cualquiera de estos síntomas no duden y recurran o llamen rápidamente al veterinario que ha de compensarlo.

Para prevenir que el perro padezca el golpe de calor es mantener al perro mojado, sobre todo en la cabeza y el cuello. Bañarlo con frecuencia, al menos una vez al día con agua fría  y dejar que el agua corra para que la mascota logre respirar normalmente. Cuando el perro ya está tranquilo se lo debe seguir manteniendo húmedo y asimismo baldear, o regar el jardín para que se acueste en zonas en donde haya sombra y humedad permanente.

En el caso de que los dueños trabajen y dejen a la mascota sola, tratar siempre de que los ambientes estén frescos y aireados, y si es fuera en el jardín que haya mucha sombra y dejar mojado un poco el piso o el césped. Tampoco olvidar dejar un recipiente con mucha agua incluyendo algunos cubitos de hielo.

En cuanto a los perros ya de edad avanzada como al igual que en los cachorros, éstos son más propensos aun a sufrir estos golpes de calor, así que siempre deben tener cerca una toalla bien mojada cerca, para que ellos mismos se refresquen y un recipiente con hielo. Si estamos en casa, los podemos hacer entrar y encender ya sea el aire acondicionado o el ventilador.

Si estamos por irnos de vacaciones no debemos olvidar llevar abundante agua y hielo porque los perros ante el calor y el viaje se alteran aún más y beben mucha más agua. Tengan siempre en cuenta que un golpe de calor puede ocasionar la muerte a nuestra mascota. Es cuestión de mantenerlo como a un bebé muy fresco y cuidado y con alimentos ligeros.

Y atención porque si también pueden sufrir de insolación. ¿Cómo saberlo? Si notamos que la mascota está más agitada de lo habitual o que tiene sus mucosas enrojecidas, se debe llamar al veterinario y en tanto colocar al perro en un sitio bien fresco, si es posible en donde haya aire acondicionado o ventiladores. Mojar al perro pero no tano porque puede comenzar con escalofríos. Realizar estos primeros auxilios en tanto llegue el veterinario es muy importante. Por último, mientras el perro en caso de sufrir un golpe de calor y encontrase bajo tratamiento veterinario, cuidarlo y vigilarlo muy de cerca y llevarlo a controlar hasta estar seguros de que ya se encuentra bien.

 

 

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*