July 21, 2019

¿ Puede un perro padecer artrosis ?

Puede un perro padecer artrosis

¿ Puede un perro padecer artrosis ?

Puede un perro padecer artrosis. Salud de las mascotas.

 

Aunque muchos dueños de caninos no lo sepan, la artrosis es una enfermedad que puede afectar a humanos y mascotas por igual.
La artrosis es una enfermedad que se presenta en el tejido óseo de algunos animales y que se hace evidente por la presencia de un persistente malestar y un intenso dolor que aparece de forma repentina.
Junto con los humanos, los perros son una de las especies que padece de este trastorno con mayor frecuencia, por lo que en esta nota aprenderás a detectar este deterioro y a tratarlo médicamente.

¿En qué consiste la artrosis canina?

Como es sabido, todas las articulaciones se encuentran recubiertas por un tejido delgado llamado cartílago. Los cartílagos son piezas fundamentales al momento de evitar que los huesos se rocen, por lo que su desgaste provoca la formación de ciertas protuberancias en los mismos.
Si bien la artrosis puede manifestarse en cualquiera de los huesos del esqueleto (provocando una marcada disminución de la elasticidad), la columna vertebral resulta ser siempre la zona más afectada por esta enfermedad.

Tipos de artrosis

Existen dos tipos de artrosis canina. Por un lado, la artrosis primaria se corresponde con un deterioro propio del paso del tiempo, razón por la que se halla siempre en los perros de edad avanzada. Por otra parte, la artrosis secundaria se debe a una malformación de tipo genético, que es padecida por el animal desde su nacimiento, tal como la displasia de cadera típica de algunas razas.
Cómo puede detectarse
Cómo puede detectarse

¿Cómo puede detectarse?

Por lo general, este problema óseo suele aparecer en ciertas zonas del cuerpo, tales como la cadera, los hombros, las rodillas y los codos. Esto puede corroborarse debido a que el perro evitará mover bruscamente las regiones afectadas.
Cuando la molestia es leve, nuestra mascota sólo se mostrará débil y cautelosa en sus movimientos; mientras que, cuando la molestia es intensa, emitirá algunos gemidos de dolor que no pueden ser ignorados por sus respectivos dueños.

Tratamiento contra la artrosis

Si nuestra mascota padece artrosis, lo más recomendable es acudir a un veterinario para que nos recete analgésicos y antiinflamatorios para reducir el dolor y la inflamación. En el caso de que la enfermedad se encuentre en un estado muy avanzado, la última alternativa es recurrir a un implante de cadera, rodilla o codo para prolongar la expectativa de vida del animal.

Prevención

Cuando tenemos un perro de una raza propensa a sufrir de alteraciones óseas genéticas, es posible actuar con mayor prudencia a la hora de tomar medidas.
De esta forma, podremos garantizarnos de que nuestra mascota practique una rutina de ejercicios personalizada y que ingiera sólo la cantidad necesaria de alimento diario para evitar el sobrepeso, factor fundamental de la artrosis primaria. Asimismo, suministrarle condroprotectores para reforzar los cartílagos es un buen consejo veterinario.
Como puedes ver, es sumamente importante que evites la obesidad en tu mascota para reducir el riesgo de artrosis en los huesos. Recuerda que la atención y los cuidados adecuados pueden salvarle la vida.

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*