June 19, 2019

Algunas razones para no dejar que tu perro tenga crías

Algunas razones para no dejar que tu perro tenga crías

Algunas razones para no dejar que tu perro tenga crías

¿Acaso eres el flamante dueño de un macho y una hembra de la misma raza? ¿Te gustaría traer a tu hogar a sus hermosos cachorros? Pues bien, será mejor que leas con atención la siguiente nota antes de poner en ejecución tus planes.
En el reino animal, los hijos renuevan la vida y en el universo canino esta premisa no es una excepción. No obstante, esta situación puede ser más problemática de lo que crees, ya que existe una serie de consecuencias que pocas veces son tomadas en cuenta hasta que se vuelven explícitas.
Por esta razón, aquí te detallamos cuáles son los contras de permitirles a tus mascotas observar en primera persona el milagro de la vida.
Algunas razones para no dejar que tu perro tenga crías
Cinco razones para no cruzar a tu perro

1. La hembra puede reaccionar mal

Aunque no lo creas, muchas madres menores a los tres años aún no están familiarizadas con el acto de cuidar cachorros y esto puede ocasionarles severos trastornos en su temperamento.
Los ejemplos más comunes pueden verse en el rechazo y la agresión hacia sus propias crías, una situación que puede alarmar y disgustar a los más pequeños de la casa. Asimismo, es probable que las hembras se tornen agresivas con sus dueños al intentar defender a sus pequeños hijos, algo que puede ser peligroso.

2. Puede ser más costoso de lo que piensas

Cada especie canina presenta un número estándar de cachorros por cada camada. Sin embargo, también persiste la posibilidad de que tu hembra supere esa cantidad, dando como resultado una familia muy numerosa.
Criar a más animales de los que habías planeado provocará un fuerte impacto en tu bolsillo, ya que el gasto en medicinas, alimento y cuidados veterinarios será mayúsculo.

3. El macho se escapará con frecuencia

Luego de que tu perro haya experimentado ciertos placeres de la vida, tenderá a querer repetir la situación cueste lo que cueste, ya que las feromonas resultan muy difíciles de ignorar para los animales.
Esto puede provocar que tu perro se escape del hogar con el peligro de extraviarse o ser atropellado por un vehículo.
Del mismo modo, es probable que comience a ponerse agresivo con otros perros cuando se encuentre en presencia de una hembra en celo.

4. Las crías pueden ser abandonadas

Si te sabes incapaz a nivel afectivo y económico de cargarte al hombro la crianza de nuevos animales, una decisión acertada es darlos en adopción. Ahora bien: ¿cómo saber si han quedado en manos de una buena familia?

4. Las crías pueden ser abandonadas
4. Las crías pueden ser abandonadas

Según las estadísticas, ocho de cada diez cachorros son abandonados durante el primer año de vida, por lo que corres el riesgo de que los pequeños terminen en la calle.

5. La hembra puede contraer enfermedades

Al igual que lo que ocurre con los seres humanos, las hembras del género canino necesitan una enorme cantidad de energía para poder gestar sanamente a sus hijos. Esto les produce un severo desgaste corporal que podría debilitar gravemente su sistema inmunológico.
Si decides que tu perra se convierta en mamá más de una vez, aumentarás sus chances de contraer cáncer de mamá y de reducir su expectativa de vida.
Recuerda que los cachorros pueden ser adorables pero requieren de una gran responsabilidad.

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*