May 20, 2019

Consejos para viajar con las mascotas

Consejos para viajar con las mascotas

Consejos para viajar con las mascotas

Consejos para viajar con las mascotas. Artículos sobre mascotas.
 

Son cada vez más los dueños de mascotas que no resignan dejarlos a la hora de salir de vacaciones, y deciden que si lo quieren como un miembro más de la familia, merece también participar de la experiencia, para ellos estos consejos para viajar con las mascotas.
En términos generales, es necesario asegurarnos que nuestro amigo podrá viajar cómodamente. Algunos animales no deben viajar porque están enfermos, heridos, son mayores o muy temperamentales. En estos casos, lo más sensato es buscar un lugar donde puedan estar bien cuidados y atendidos hasta que regresemos.
La mascota debe estar debidamente identificada con su collar y medalla o mejor aún microchip, y tener todas las vacunas al día, estar desparasitado, etc., cumpliendo las normas vigentes en tu país y en el que vayas a visitar. Los datos registrados que se encuentren en el microchip deben estar actualizados, y deben incluir un número de teléfono donde localizarte rápidamente.
Si vas a salir del país, infórmate con la debida antelación sobre los requisitos que se exigen para portar mascotas, la documentación que se le debe tramitar al animal, asegúrate que el lugar donde te alojarás permite mascotas, y en tal caso, si la tuya cumple los requisitos – en algunos hoteles sólo permiten mascotas de determinado tamaño y peso.
Una vez allí, intente que el tiempo que tu mascota pase sólo en la habitación sea el menor posible. Cuando sea así, informa en recepción y coloca el cartel de “No molestar” en la puerta, asegúrate que puedan localizarte sin problemas si te vas y se queda allí.
Si vas de camping, limpia con frecuencia las zonas de uso de tu mascota y siempre mantenla cerca de ti. Pregúntale a tu veterinario si corresponde realizar un tratamiento preventivo frente a parásitos como pulgas, garrapatas, y otros – y frente a las enfermedades transmitidos por ellos –, ya que en espacios naturales el riesgo de contagio es mayor.
En cualquier caso, procura que tu mascota no entre en contacto con la fauna silvestre del lugar donde se encuentre, pues puede resultar perjudicial, tanto para tu amigo como para la propia fauna local.
Antes de viajar, infórmale al veterinario que piensas hacerlo para que te indique cualquier otra recomendación particular, también tendrás que informar a tu compañía de transporte en caso de que no viajes en tu vehículo particular.
No olvides viajar con el teléfono de contacto de tu veterinario, una lista de clínicas veterinarias de urgencia o 24 horas del lugar de destino, documentación sanitaria y administrativa (incluido documento de identificación y licencia para la tenencia de animal potencialmente peligroso en su caso). Es recomendable llevar también una foto en color del animal.
Si tu mascota tiene cualquier problema de salud que necesite ser conocido por el veterinario de su lugar de destino en caso de precisar asistencia clínica, debes viajar con su historia clínica.
No olvides llevarle sus artículos, como botiquín y medicamentos que pueda estar utilizando, collar, bozal, correa, cama, juguetes y otros.
En caso de ir en avión, contacta con antelación con la aerolínea pues suele haber una restricción del número de mascotas que pueden ir en cada vuelo, además pueden tener sus propias normas – como exigir un certificado de buena salud actualizado a diez días máximo antes del viaje. No conviene llevar a mascotas de menos de ocho semanas de edad o que no estén destetados. Consulta sobre su provisión de agua y alimentos, aunque la recomendación suele ser que viajen con el estómago parcialmente vacío para evitar que el estrés y el movimiento los descomponga. En épocas de calor trata de viajar en los primeros vuelos de la mañana o en los últimos de la tarde. En épocas de frío, mejor son los vuelos del mediodía. Evita las conexiones aéreas y trata de conseguir vuelos directos.
No se recomienda administrar tranquilizantes a los animales cuando se vuela porque puede incrementarse el riesgo de problemas cardíacos y respiratorios, sobre todo en perros de nariz corta y en gatos. Las aerolíneas incluso pueden solicitar por escrito que se garantice que el animal no ha sido sedado.
La capacidad innata de los animales para adaptarse y mantener el equilibrio puede verse alterada por la sedación y cuando se trasladan sedados y no bien sujetos pueden no ser capaces de evitar golpearse al ser trasladados.

1 Trackbacks y Pingbacks

  1. Permitirán viajar con perros y gatos en cabina

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*