July 17, 2019

Beneficios de tener una mascota como compañía en la adultez

Beneficios de tener una mascota como compañía en la adultez

Beneficios de tener una mascota como compañía en la adultez

Vale decir en el presente texto que las mascotas pueden servir a las personas para ofrecerles determinada terapia emocional. La convivencia de las personas con animales de compañía ofrece significativos beneficios en términos emocionales y desde luego que ayudan a combatir la soledad con firmeza. En las líneas que siguen, hablaremos de los efectos positivos que tienen las mascotas en la convivencia diaria, haciendo especial hincapié en la realidad de las personas adultas.

En relación a lo anterior también es preciso recordar que en los tiempos que corren, cada vez son más las personas –y sobre todo los adultos mayores- que pasan sus días en compañía de una mascota. Pareciera que el cariño que en ocasiones nos negamos entre nosotros mismos, puede ser suplantando por la fidelidad y el amor que brindan los animales de compañía. Al mismo tiempo, el compartir con un animal doméstico otorga beneficios a nuestra salud que a las personas adultas y sobre todo a aquellas que viven solas les resultan ampliamente positivos.

¿Cuáles son esos beneficios?

El estado de ánimo mejora considerablemente en personas que tienen una mascota en el hogar. Lo cierto es que cualquier animal ofrece a los adultos mayores un espectáculo de lo más risueño que va en relación con sus movimientos y desplazamientos cotidianos. La risa, se vuelve moneda corriente y por ende el estado general de salud del adulto mejora de forma altamente positiva.

Además, acariciar a una mascota (perros y gatos fundamentalmente) provoca un estado de paz y tranquilidad que llega a normalizar el ritmo cardíaco y termina por regular de forma correcta la propia presión arterial. Sí, aunque no lo crean, compartir morada con un animal de compañía aporta beneficios medicinales concretos en personas adultas.
Por si fuera poco, vale recordar también que mantener a una persona adulta en actividad no suele ser tarea fácil. Que una persona mayor esté pendiente de un animal no resulta tarea menor, ya que sacar de paseo una mascota, atender sus necesidades diarias (por ejemplo, un pez no sale de paseo pero sí necesita cuidados puntuales), son todas labores que ayuden a mejorar la salud de un adulto.

Por todo lo dicho, vale recordar que es altamente positivo y saludable para la vida de un adulto mayor, compartir sus días con un animal doméstico. No sólo por los beneficios que le aportará en términos emocionales, sino también por todo lo que concierne a la actividad diaria que este adulto pueda desempeñar en función del estado general de su mascota.

 

 

2 Trackbacks y Pingbacks

  1. Características del Cocker Spaniel Ingles
  2. La Historia de la Chinchilla como Animal de Compañía

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*