June 18, 2019

¿ A qué Niño no le gusta tener una Mascota ?

A qué Niño no le gusta tener una Mascota

A qué Niño no le gusta tener una Mascota

Importancia de las Mascotas para los Niños

¿A qué pequeño no le gusta tener una mascota en casa? Para ellos no importa cuál sea la mascota, es una compañera y de acuerdo a muchos especialistas los animales favorecen el desarrollo del niño. Es más, un niño que tiene una mascota se siente más tranquilo y seguro de sí mismo.

¿Cuándo, a qué edad tener una mascota?

Se ha confirmado que lo ideal es hacerlo a partir de los 3 o 4 años de edad, puesto que antes los niños no son capaces de vincularse realmente con una mascota y la toman como a un juguete. Por ello a partir de los 4 años de edad ya se pueden comunicar de otra manera, mucho más inteligentemente y a conocerse ambos de una forma especial y única.

Los cachorros son excelentes amigos de los chicos, son mu compinches  y cómplices, y los chicos los tratan realmente como a un amigo estableciendo una relación efectivamente de amor.

El hecho de que los niños tengan la posibilidad de tener una mascota también les otorga ciertos beneficios, puesto que los niños suelen hablar mucho con ellas. Un ejemplo muy claro es cuando un pequeño está muy celoso ante la llegada de un hermanito. En este caso hallará en la mascota a su amigo, a quien le expresará sus sentimientos y le contará todo aquello que no se anima a contar a sus padres. El niño intuye y sabe que su mascota no va  abandonarlo ni a desprotegerlo.

Otra de las ventajas cuando el niño tiene un perro, un gato o un pájaro es que aprende a hacerse responsable. Es decir sabe que deberá cuidar de esa mascota, darle de comer, limpiar su jaula o su sitio de descanso, bañarlo y cuidarlo en todos los sentidos.

La experiencia mayor sin duda será el amor, las caricias, el contacto con el animal que le será retribuido por el mismo, y lo hará una personita más sensible y con  más sociabilidad en el mundo externo.

¿Qué mascota elegir? Lo bueno es ir con el pequeño y que él mismo se interese y se identifique con la mascota. Generalmente estrechan un vínculo más fuerte con los perros o de repente con un hámster. Siempre que adquirimos una mascota, se le debe indicar al niño los cuidados que debe tener el animal en cuestión, y que todo dependerá de él con la ayuda de sus padres si sucede algo grave.

En cuanto a los riesgos, se sabe que ante molestias, ante niños cargosos la mascota si por ejemplo es un perro, puede gruñir o arañar así que esto también se le ha de enseñar con el fin de evitar daños. De todas maneras una mascota en la vida de los más pequeños  dentro de una buena convivencia es una excelente inversión.

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*