April 18, 2019

Cómo adiestrar un conejo

Cómo adiestrar un conejo

Te contamos cómo hacer para adiestrar un conejo.

El conejo doméstico es un animal cada día más popular y lo cierto es que muchísimas personas lo eligen en la actualidad como mascota doméstica. Si bien se presenta como un ser dócil, hay determinadas cuestiones que debemos tener en cuenta en relación a su comportamiento y la mejor manera de controlar sus actitudes es por medio de su adiestramiento. En el presente artículo de mascota doméstica te contamos cómo hacer para adiestrar un conejo correctamente.

Para adiestrar un conejo y por supuesto, para intentar que las actitudes de cualquier animal se regulen de alguna manera, debemos tener plena conciencia como seres humanos de cuáles son las inquietudes de nuestro animal en tanto mascota.
Una vez que uno sabe cuáles son los intereses del animal en relación al hogar y su entorno, debe tener bien claro que esos intereses nunca deben violar la buena convivencia en el hogar. En este punto es donde comienza el entrenamiento propiamente dicho del conejo y lo cierto es que vale la pena estar muy atentos a la hora de implementarlo.  Vale recordar que como toda etapa de entrenamiento, debemos saber seducir al animal e irlo premiando con las cosas que le gustan en la medida en que vaya comprendiendo lo que le proponemos.

Si nosotros vemos que el conejo va adaptándose a la propuesta y notamos que ya entiende las cuestiones que uno le va planteando, es preciso ir retirando los incentivos ya que el animal debe sentir con el paso del tiempo que hacer bien las cosas es algo natural que por nada del mundo debe ser premiado. En un principio los incentivos son buenos pero es preciso ir retirándolos paulatinamente cuando vemos que el animal aprendió y responde a nuestras necesidades.

De alguna manera y si el animal es bien tratado, tiene la inteligencia necesaria como para aprender lo que su dueño le proponga. La idea es que una vez que el conejo se encuentre en condiciones de convivir en armonía y respetando las reglas del hogar, el entrenamiento pase a un segundo plano y solo se realice de ser necesario en caso de notar actitudes negativas.
De esta manera estamos en condiciones de sostener que el conejo es un animal sumamente inteligente y con la capacidad necesaria para ser adiestrado y convivir en armonía con los dueños del hogar. Lo cierto es que para potenciar esta cuestión es preciso que quien lo adiestra asuma la responsabilidad del caso y realice tal labor con la responsabilidad que la misma implica.

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*