June 26, 2019

¿ Cómo alimentar a tu caballo ?

Cómo alimentar a tu caballo

Cómo alimentar a tu caballo

Alimentar a un caballo no suele ser tarea fácil y por supuesto que para hacerlo correctamente debemos seguir determinados lineamientos. Al ser un animal de gran porte, la cantidad de alimento debe ser acorde y por supuesto, la calidad del mismo también. En el siguiente artículo de mascota doméstica compartimos información relativa a la buena alimentación de un caballo.

El peso de un caballo depende en gran medida de su alimentación y sin duda que mantener al mismo sano depende pura y exclusivamente del dueño del animal. Para ello, existen reglas básicas concernientes a los caballos y su alimentación que es preciso exponer aquí.

Comencemos:

  • Para que un caballo se alimente de manera saludable la mayor cantidad de comida que se le suministre debe ser forraje. Por forraje, entendemos el pasto y la alfalfa, entre tantos otros.
  • Para que el aparato digestivo de un caballo funcione correctamente debe tener acceso al agua de manera constante. El líquido debe ser saludable y mantenerse en recipientes higiénicos para potenciar la calidad de vida del animal y por supuesto, la cantidad del mismo debe ser ilimitada.
  • La calidad de la comida en la alimentación de un caballo no debe negociarse bajo ningún punto de vista. Cualquier forraje en mal estado o que posea mal olor debe ser desestimado, ya que podrá poner en peligro al caballo en función de una alimentación que resultará inapropiada.
  • La alimentación del animal debe estar en función de la energía que el mismo consumo en relación a su movimiento diario. Si el animal está siendo exigido, la alimentación será acorde y aumentará en cantidad.
  • A pesar de ser un animal grande, el caballo posee un estómago muy pequeño. Por tal motivo, no debemos darle por ingesta una suma de alimento que supere los tres (3) kilogramos. De esta manera estaremos alimentando bien al caballo y no exigiremos en demasía la capacidad natural de su estómago para digerir alimento.
  • La ingesta de alimento debe ser bien distribuida a lo largo del día. Lo ideal es que el animal coma por lo menos dos veces al día y nunca ingiera una suma mayor a los tres (3) kilogramos.
  • Si bien la alimentación de un caballo es a base de forraje, podemos introducir otro tipo de alimentos. Lo ideal es que de hacerlo, podamos variar la dieta del caballo pero siempre de forma paulatina. Un tiempo prudente para introducir nuevos alimentos en la dieta son dos semanas, ya que de no ser así pueden aparecer cólicos que perjudicarán considerablemente la salud del animal.

Así, siguiendo estas pautas concretas en relación a la alimentación de un caballo, es como podremos mantener en buen estado general de salud a nuestro animal.

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*