Cuidados del Galgo Español

Cuidados del Galgo Español

Cuidados del Galgo Español

Galgo Español: Canis familiaris

Familia: Cánidos.

Orden: Carnívoros.

Clase: Mamíferos

Descripción y origen: Magnífico lebrel, de buen tamaño y porte esbelto, la alzada varía para los machos entre 65 y 70 cm, mientras que las hembras suelen medir entre 62 y 67 cm. El peso lógicamente muy variable, oscila entre 22-30 kg. La cabeza es alargada cuneiforme y estrecha, con trufa prominente de color variable, el hocico es largo, ligeramente convexo, fuerte con labios finos y mandíbulas potentes con buena dentadura. El cráneo largo y plano acoge los ojos grandes, oscuros y brillantes. Las orejas pequeñas de inserción alta, caen hacia atrás plegadas en forma de rosa.

El cuello es alargado, recto y perfectamente musculado. El tronco alargado con pecho ancho y muy profundo, bien destacado por costillas curvadas, presenta linea dorsal larga y casi recta, aunque la parte posterior sea más alta que la cruz. El vientre es retraído, los flancos enjutos, carentes de grasa y los riñones fuertes, se arquean ligeramente. Las patas largas, fuertes, perfectamente musculadas y de extraordinaria osamenta, con extremidades de auténtico corredor. La cola es larga, delgada, curvándose a veces como un sable. El pelo apretado, denso y lustroso es corto con colores variables: negro, castaño, canela, blanco, leonado con máscara negra y atigrado con manchas terminales blancas.  Procede de lebreles africanos, estando, estrechamente emparentado con el galgo inglés.

Longevidad: Al ser un perro deportivo, sometido a carreras u ejercicio continuo, no suele sobrepasar los nueve o diez años de vida.

Alojamiento: Animal de exteriores que requiere grandes espacios y viviendas rurales, puede ser alojado en perreras especiales, pero siempre necesitará realizar largos paseos con la posibilidad de efectuar carreras de intensidad variable, según se trate de ejercicios de entrenamiento o de mantenimiento de la forma física.

Alimentación: Se calcula entre las 1.600-1.800 kcal/dla, la ración de mantenimiento para esta raza que podrá triplicarse incluso durante las épocas de ejercicio intenso. Los ingredientes básicos de la dieta se
eligen entre carne, huevos, piensos especiales y raciones ‘caseras’ más o menos secretas, que incluyen aceites vegetales en pequeña proporción, vitaminas y sales minerales. Sin embargo, debemos recalcar que la alimentación de los galgos constituye una auténtica ciencia entre los aficionados.

Carácter y comportamiento: Altivo, huraño, desconfiado y a veces agresivo, incluso con sus propios congéneres, suele mostrarse sumamente cariñoso con sus amos y bastante tolerante con los niños.

Cuidados diarios: Requiere masajes especializados y cepillado cuidadoso de la capa, que incluirá profilaxis de exoparásitos. Se observarán y cuidarán las almohadillas plantares y el estado de las extremidades.

Reproducción: No presenta particularidades dignas de mención, salvo la cuidadosa selección que debe presidir los criterios para escoger los reproductores. La hembra gestante ha de ser sometida a cuidados dietéticos especiales, equilibrando las cantidades de sales minerales y vitaminas idóneas para obtener una camada sana.

Enfermedades: Parecen sensibles a ciertas afecciones de tipo muscular, favorecidas por alojamientos insanos, fríos y húmedos. Por su carácter y la idiosincrasia del ejercicio que realizan, son frecuentes
torceduras, luxaciones y otras lesiones mecánicas.

Cuidados del Galgo Español

1 Trackbacks y Pingbacks

  1. La era de hielo

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*