March 9, 2019

Raza Welsh Terrier – Llamado primer terrier británico

Raza Welsh Terrier Llamado primer terrier británico

Raza Welsh Terrier Llamado primer terrier británico

Raza Welsh Terrier

Descripción: El Welsh Terrier (Terrier Gales) es amigable, extrovertido con las personas y con otros perros, mostrando espíritu y coraje.
La historia escrita de Gales los incluye gracias a sus méritos y a su valor monetario. Se lo llama el "primer terrier británico". Ya se los menciona en las leyes de hace mil años atrás. Probablemente desceinde del antiguo Terrier de origen celta (Old English Black and Tan Terrier u Old English Broke Haired Terrier. En Gales, se lo utilizaba en jauría para la caza del zorro pero también para cazar tejones y nutrias, como Terrier y perro de aguas.

Origen: Gran Bretaña

Clasificación: Terriers. Seccion 1 Terriers de talla grande y media. Sin prueba de trabajo.

Utilización: Perro de caza. Perro de compañía.

Apariencia: Es robusto, audaz, rústico, tenaz y está dotado de un carácter dominante, de reacciones muy rápidas. Es un buen guardián, aunque no debe alentársele a convertirse en un perro agresivo. Es un perro relativamente calmo con un temperamento estable, aunque por su raza no es tan calmo como los sabuesos u otros perros de caza. Tanto los machos como las hembras pueden ser agresivos hacia otros perros o animales, ya que fueron criados para controlar las alimañas e incluso puede lastimar a algún gato. La palabra "Terrier" significa "tierra" en latín, de acuerdo a su instinto cazador de animales que cavan pozos en la tierra.

Altura: Sin exceder los 39 cm cm (15,5 pulgadas).

Peso: De 9 a 9,5 kg (20-21 libras inglesas).

Caracter: El Welsh Terrier es un perro alerta, siempre listo para jugar, travieso, de mucho espíritu, y al mismo tiempo es amigable y muestra dominio de sí mismo. La inteligencia y el deseo de agradar son evidentes en su actitud. Es muy apegado con sus amos. También es desconfiado con los desconocidos pero no es agresivo.

Cuidados especiales: Como todas las razas de pura cepa, algunas enfermedades pueden ocurrir a los Welsh Terrier, como epilepsia, glaucoma, alergias de la piel y anormalidades de la tiroides. Hay que cepillarlo con regularidad, dos o tres veces por semana, bañarlo poco y llevarlo a la peluquería entre dos y tres veces por año, ya que el Welsh Terrier pierde pelo y si no se cumplen estos cuidados puede ensuciar toda la casa.

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*