November 13, 2019

Pastor Maremmano Abruces

Pastor Maremmano Abruces

Pastor Maremmano Abruces

Pastor Maremmano-Abruces: Canis familiaris

Familia: Cánidos.

Orden: Carní­voros.

Clase: Mamí­feros

Descripción y Origen: Poderosos animales que pueden alcanzar una altura a la cruz de 65 a 73 cm, mientras que las hembras, más pequeñas, miden entre 60 y 65 cm. El peso, según talla y sexo de los ejemplares, variará de 30 a 45 kg. La cabeza, grande, con cráneo amplio, redondeado, tiene hocico de perfil recto, con stop suave, terminado en trufa negra y dotado con fuertes mandí­bulas. Los ojos, almendrados, laterales tienen expresión viva atenta.

Las orejas, colgantes, triangulares, en forma de ‘V’, caen planas los lados de la cabeza, pudiendo levantarse ligeramente en su nacimient cuando el animal está en acción. Es optativo el corte del pabellón para los animales de trabajo. El cuello, ancho, de longitud media, se une a un cuerpo de pecho amplio, profundo, de costillas arqueadas con la cruz alta, lí­ne dorsal recta y grupa hundida, ancha. El par anterior tiene hombros largos, correctamente inclinados con brazos musculados de antebrazos, carpos y metacarpos perfectamente verticales.

Las extremidades posteriores tienen muslos alargados, fuertes, de musculatura evidente y corvejones poderosos bien angulados. La cola, de inserción baja, más larga que el extremo del corvejón, esta densamente cubierta de pelo cayendo con la punta curvada cuando el ejemplar está en reposo.

La capa está formada por un pelaje abundante, áspero, largo, que protege un subpelo de invierno que cae en las épocas calurosas. El color debe ser blanco uniforme. De origenes antiquí­simos, parece estar emparentado con el pastor Kuvasz, el perro de montaña del pirineo con el que guarda similitudes evidentes y otras razas similares que encontraron en las montañas italianas una función auxiliar de pastoreo insustituible para los aislados ganaderos.

Longevidad: Raramente sobrepasan los diez u once años.

Alojamiento: Nada aconsejable para compartir un reducido apartamento de la gran ciudad, puede adaptarse maravillosamente en viviendas unifamiliares rodeadas por un espacio libre ajardinado, y sólo precisa el abrigo eventual de una caseta acorde con su tamaño. Ideal también para el cuidado de grandes fincas o la vigilancia de rebaños.

Alimentación: Muy agradecido respecto a la comida, puede subsistir a base de mendrugos de pan duro y cortezas de queso, si bien se encontrará en perfecto estado consumiendo una racion de carne, arroz y verduras hervidas, huesos de rodilla, pienso compuesto y pan. Vitaminas, sales minerales y grasas vegetales, en dosis ajustadas, contribuyen a mantener un estado perfecto del esqueleto y del bello pelaje.

Carácter y comportamiento: Tranquilos, adiestrables, muy apegados a sus amos, pueden convertirse en guardianes feroces, si la ocasión lo requiere, contrastando violentamente con su aparente abulia.

Cuidados: Peinado de la capa con cepillo metálico de púas anchas y vigilancia de eventuales colonizaciones por parásitos externos que tienden a refugiarse en el pelaje.

Reproducción: La selección de reproductores, con arreglo a las más estrictas normas cinológicas, ha de atender, también, a las caracterí­sticas del temperamento.

Enfermedades: Heridas recibidas en eventuales riñas, caí­das parciales del pelo, imputables a dietas inadecuadas, y osificación deficiente en jóvenes y cachorros, suelen ser las alteraciones más frecuentes en la raza.

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*