July 20, 2019

La salamandra: presentamos aquí a esta excéntrica mascota

La salamandra: presentamos aquí a esta excéntrica mascota

La salamandra: presentamos aquí a esta excéntrica mascota

Los amantes de las mascotas pequeñas tienen aquí a un inmejorable ejemplar: la salamandra.
 

Quizás el tamaño de este animal sea su mayor atractivo para estas personas, ya que nunca alcanza una longitud mayor a los 30 centímetros. Si te ves interesado en adquirir una, no dejes de leer el siguiente texto donde compartiremos todas sus características.
Pues bien, si tienes en mente adquirir una salamandra lo primero que es preciso tener en cuenta es que existen unas 500 variedades de esta excéntrica mascota. Ocurre que la mayoría de ellas no son de fácil adquisición, siendo que en la mayoría de los casos las que están en exhibición al público para su compra, son las que tienen un tono de piel oscuro y cuentan con alguna mancha de color amarillo. Digamos que entre los 500 tipos de salamandra posible, por lo general siempre se termina adquiriendo aquella a la que hicimos mención.
El comportamiento de esta mascota resulta un tanto raro, y lo cierto es que no son animales potables para aquellas personas que buscan cariño y compañía. La salamandra es un animal nocturno, por lo general se activa cuando uno duerme, e intenta moverse siempre en lugares húmedos. Si estás en temporada de verano, será poco el tiempo que compartirás con la salamandra ya que ella permanecerá de descanso.
El trato que debes tener con una salamandra será de lo más cordial, ameno, relajado. No deberás nunca olvidar que estos animales no son domésticos por naturaleza y en ocasiones se les dificulta el contacto con seres humanos. De la misma manera, recordarás que la salamandra despide un líquido de color blanquecino cuando se enoja, y el mismo puede irritarte en demasía si entra en contacto con la piel. Ni hablar si el mismo entra en contacto con tus ojos, eso sí puede resultar irritante y te valdrá –cuanto menos- una visita al oftalmólogo.
En la alimentación de la salamandra debes ser sumamente cuidadoso, y procura no compartir con ella alimentos industriales. La idea es que puedas suministrarle –si es que en tu hogar no hay alojados- variedad de crustáceos e insectos, así como también gusanos. Igualmente, lo mejor es que ella habite un sitio en donde pueda conseguirlos por sus propios medios.
Por último, vale decir que el mayor atractivo de la salamandra en su escaso movimiento diario, es la capacidad que tiene para mimetizarse con las plantas. Hemos dicho aquí que esta mascota resulta un animal esencialmente nocturno y vale agregar que durante el día, si se mueve lo hará en una zona plagada de tierra, buscará el contacto con los árboles, mimetizándose con ellos en lo que representa una verdadera postal de la naturaleza.

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*