November 18, 2018

El gato negro – Europeo Negro

El gato negro

El gato negro

Raza Gato Europeo Negro

Gato Europeo Negro: Felis catus

Familia: Félidos

Orden: Carnívoros

Clase: Mamíferos

Descripción y origen: Conocido también como ‘negro de pelo corto’, sus características deben ceñirse en cuanto a peso y morfología a los estándares típicos de los europeos. El gato negro debe ser poderoso, incluso más que para otras razas del grupo. La cabeza grande, ancha y suavemente redondeada, debe tener las orejas correctamente separadas, más bien pequeñas y terminadas en curva cerrada, el hocico nunca muy largo ha de presentar nariz pequeña y barbiila fuerte, estando siempre enmarcado por los característicos ‘bigotes’. Los ojos grandes, circulares, de impresionante brillo, deben tener un color cobrizo o anaranjado que, destaca en el azabache del resto.

El cuerpo alargado, excepcionalmente musculado, se asienta en extremidades no demasiado largas, bien rectas las del par anterior y con muslos anchos, pero robustos, las traseras. La cola de longitud media, es gruesa en la base para afinarse muy suavemente hacia el extremo. El pelo del gato negro es sedoso y corto es de color negro intenso uniforme sin admitirse ningún lunar blanco, ni zonas rojizas. Aunque son muy comúnes los gatos negros, suele ser poco frecuente encontrar buenos ejemplares de esta raza, cuyas señales más visibles son el pelo de un negro azabache y los ojos amarillo-cobrizos. El origen de el gato negro de pelo corto debe remontarse a épocas anteriores a la Edad Media, aunque en esta etapa histórica fuesen exterminados miles de ejemplares que, se consideraban animales de mal aguero, relacionados con la magia y la brujería.

Longevidad: Dieciséis-diecisiete años.

Alojamiento: Se adaptan a las más variadas condiciones de semilibertad, tanto en viviendas urbanas como en hábitats rurales, pero en el recinto de un apartamento es mucho mejor castrarlos de jovencitos para que su fuerte sexualidad no provoque posteriores problemas de convivencia: ‘olores de orín’, desgarro de paredes y muebles, maullidos lastimeros, etc.

Alimentación: El alimento de el gato negro básico debe ser suministrado al final de la tarde a base de carne magra, finamente picada, cruda con arroz cocido simultáneamente con algo de verdura. Pueden tomar pescado crudo o ‘pasado rápidamente por la plancha’, cuidando que esté exento de espinas. El alimento enlatado, una o dos veces por semana, contribuirá a conseguir una dieta equilibrada.

Carácter y comportamiento: Caprichosos, independientes y enigmáticos, se muestran excepcionales depredadores de roedores y pajarillos.

Cuidados diarios del gato negro: Para mantener en perfecto estado a esta raza, debemos vigilar la dieta para que no se produzcan ‘gorduras’ patológicas que, incidirán en un enrojecimiento del pelo. El exceso de sol puede provocar también un pardeo característico. Deberá cepillarse diariamente el pelo con un guante suave de ‘pelo de camello’.

Reproducción: No presenta variaciones esenciales respecto a las recomendaciones genéricas válidas para la especie. La selección de reproductores ha de ser prioritaria, pero, a pesar de todo, pueden presentarse cachorros ‘bicolores’ e incluso ‘carey’ junto a otros hermanos perfectamente negros.

Enfermedades: La incansable actividad y tendencia al vagabundeo de los gatos europeos negros, les hace contraer con frecuencia numerosas endoparasitosis que serán tratadas de forma preventiva mediante la administración de vermífugos y tenicidas a las dosis indicadas en las diversas formulaciones con una frecuencia trimestral.

El gato negro

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*