22 November, 2017

Pez Tetra Fantasma Rojo – viven en cardúmenes

Pez Tetra Fantasma Rojo

Pez Tetra Fantasma Rojo

Tetra Fantasma Rojo: Megalamphodus sweglesi.

Familia: Carácidos.

Orden: Cipriniformes.

Clase: Peces óseos.

Descripción y orí­genes: Muy parecido a H. callistus o H. serpae, el 'fantasma rojo' es un carácido de unos 4 cm de longitud, con cabeza de buen tamaño de boca grande con la mandí­bula inferior más desarrollada que la correspondiente superior. Los ojos, circulares, tienen iris amplio, con pupila grande, muy oscura.

El cuerpo, alto, muy comprimido lateralmente, tiene coloración pardo rojizo, con zonas purpúreas, que contrastan con la panza plateada. Las aletas, dorsal y anal, llegan a desarrollarse espectacularmente, pre sentando la primera un tono rojo neto, con una mancha terminal negra. Después de los opérculos branquiales sobre la zona argéntea del cuerpo, se marcan unas manchas negras, semialunadas, muy caracterí­sticas.

Las diferencias sexuales, si no excesivamente evidentes, son suficientemente claras en los ejemplares adultos. Los machos tienen la aleta dorsal más alargada y fina que sus compañeras, que, además, tienen coloración rojiza, e incluso blanca, por contraste con el negro humo de los machos. Frecuentan los cursos ní­tidos, umbrosos y atemperados de la cuenca alta del Amazonas, donde viven en cardúmenes relativamente numerosos entre la flora subacuática.

Longevidad: De dos a los tres años.

Alojamiento: Su pequeño tamaño permite albergar un grupo de seis a ocho individuos en un recipiente de 50 l como capacidad mí­nima, con una altura de unos 40 cm. El fondo debe ser espeso, de arena de cuarzo mezclada irregularmente con zonas de arena y turba, con una altura de 8 a 12 cm. Rocas naturales o simuladas, abundantes plantas sumergidas y zonas despejadas cercanas al fondo, donde los peces puedan evolucionar deben completarse con agua blanda, muy dulce, 3-7 DH, ligeramente ácida, pH: 6 a 6,8 y atemperada entre 23 y 27ºC. Huye de los espacios intensamente iluminados, prefiriendo una luz tenue y tamizada por una buena capa de plantas flotantes.

Alimentación: Se adapta muy bien a consumir alimento del comercio en copos o escamas, previamente desmenuzados entre los dedos, si bien requiere abundante alimento vivo de escasa talla: nauplius de artemia, pequeñas dafnias coladas, tubifex y larvas de moscas del vinagre.

Carácter y comportamiento: Sociables, gustan de vivir en cardúmenes con otros individuos de su especie, pero comparten magní­ficamente los grandes acuarios de carácidos con otras afines, como: neón gigante, neón negro, tetra limón, tetra kaiser, etc., ocupando la zona de agua profunda próxima al suelo.

Cuidados: Mantenimiento de las constantes climáticas y de la nitidez del agua, que ha de sifonarse periódicamente reponiendo con otra nueva muy blanda y acidificada mediante su paso por la clásica turba.

Reproducción: Considerada difí­cil, parece que puede ser conseguida aislando una pareja de adultos, bien alimentados y lustrosos, en un acuario de 25 l de capacidad mí­nima, con el fondo de bolas de vidrio y filtro, a mí­nimo rendimiento, atemperado a 26-27ºC, muy densamente plantado con elodeas, cabombas y musgo de Java. La puesta, difí­cil de ver, se realiza a pH: 6,3-6,4 y 2-3 DH.
Terminada la freza se devuelven los padres al tanque general.

Enfermedades: La mortalidad en los alevines es muy grande cuando no se sifona abundantemente el agua del acuario. Son sensibles a punto blanco y otras afecciones clásicas.

Acerca de Adrián Vallejos 957 Articles
Editor y redactor de contenidos en mascotadomestica. Supervisor general de moderadores en Anunico. Sígueme en mi cuenta de Twitter @adrian_vallejos

Comentarios

Comentarios

Comentarios