25 September, 2017

Peces Tetra Incandescente – Carácido del grupo de los tetras

Peces Tetra Incandescente

Peces Tetra Incandescente

Tetra Incandescente: Hemigrammus Erythrozonus

Familia: Carácidos.

Orden: Cipriniformes.

Clase: Peces óseos

Descripción y orí­genes: Clasico carácido del grupo de los tetras, alcanza una longitud de 4,5 cm. El cuerpo, alargado, bastante comprimido lateralmente, en especial, en la región dorsal, puede presentarse ligeramente ‘panzudo’ en las hembras sexualmente maduras.

La cabeza, grande, tiene perfil superior muy convexo y la mandí­bula inferior ligeramente más larga y sobresaliente que su contraria. Los ojos, muy grandes, tienen pupila negra, rodeada por un iris ancho, amarillo dorado, excepto en la parte superior que es cruzada por la franja rojiza longitudinal, que naciendo del hocico surca los costados del pez hasta el nacimiento de la aleta caudal.

El color dominante del cuerpo es pardo oliváceo en el dorso, y plateado o blanquecino en la zona inferior. La aleta dorsal está matizada por una mancha basal rojiza. No existe dimorfismo sexual propiamente dicho, aunque las hembras sean más grandes y rellenas que sus oponentes. Viven en cardúmenes relativamente numerosos de los cursos sombreados, cálidos, de la Guayana británica, ocupando las zonas aledanas al fondo y márgenes poco profundas.

Longevidad: Tres-cuatro años

Alojamiento: Un pequeño recipiente de unos 40 l de capacidad, basta para albergar un grupito de 8 a 10 tetras luminosos, pero lógicamente prefieren un gran acuario de carácidos, cuanto más espacioso mejor. El agua, acondicionada entre 24-28º C, debe ser muy blanda 3-6 DH, relativamente ácida pH = 6,2-6,8, y extremadamente ní­tida, lo que se consigue con doble filtraje de fondo y placa, dotado el último con una masa de turba que esté bien hervida.

Alimentación: Omní­vora funcional, debe ceñirse casi exclusivamente a presas vivas, muy abundantes, de tamaño pequeño o medio, que pueden complementarse con una alimentación seca en escamas, finamente triturada.

Carácter y comportamiento: Sociables pací­ficos y bastante tí­midos, prefieren nadar en la parte baja del acuario, aunque relativamente separados del fondo. Conviven perfectamente con otros carácidos de í­ndole tranquila, y forman conjuntos ornamentalmente insuperables, con tetras negros y neones gigantes.

Cuidados: Además de la nitidez absoluta del agua y una iluminación tenue, difuminada por las plantas de superficie, han de ser sometidos a un régimen suave de alternancia de temperaturas y duración de la luz (fotoperí­odo). Necesitan sifonados periódicos de fondo con reposición de agua blanda ácida.

Reproducción: Considerada tradicionalmente ‘difí­cil’ resulta relativamente sencilla si se acondiciona la temperatura entre 24-25º C, a la vez que se reduce la iluminación a doce horas dí­a, y progresivamente (en un mes) se eleva hasta 27-28º C, con un perí­odo de luz de quince-diecisiete horas dí­a. Una pareja bien lozana, se coloca en el tanque de crí­a a 27-28º C, pH = 6,2 y 3 DH, iluminando sólo tenuemente seis horas dí­a. Tras la puesta, se retiran los padres. Los alevines han de nutrirse con infusorios y nauplius de artemia salina. Es importante sifonar frecuentemente el acuario de los pequeños reponiendo con agua nueva acondicionada a los lí­mites precisos.

Enfermedades: Extremadamente delicados a los cambios de dureza, pH y temperatura del medio, una nutrición pobre en presas vivas inhibe la reproducción y acorta la vida de estos tetras.

Acerca de Adrián Vallejos 929 Articles
Editor y redactor de contenidos en mascotadomestica. Supervisor general de moderadores en Anunico. Sígueme en mi cuenta de Twitter @adrian_vallejos

Comentarios

Comentarios

Comentarios