22 November, 2017

El pez Gurami Azul y sus características

El pez Gurami Azul y sus características

El pez Gurami Azul y sus características

Gurami azul: Trichogaster trichopterus.

Familia: Anabántidos.

Orden: Perciformes.

Clase: Peces óseos.

Descripción y orí­genes: Precioso anabántido que puede llegar a los 1214 cm de longitud, incluida la cola. Tiene el cuerpo muy comprimido lateralmente, presentando el tí­pico perfil aovado de la familia. Las aletas pélvicas están transformadas en dos largos filamentos con funciones táctiles. El cuerpo presenta coloración variable del azul plomo al verde oliva en la región dorsal, hasta el blanco plateado en el vientre, con estrí­as transversales azuladas más o menos evidentes.

Dos manchas negras redondeadas tachonan su cuerpo a la altura de la aleta dorsal y en la base de la caudal. No existe un acusado dimorfismo sexual aunque la aleta dorsal resulta en los machos más puntiaguda y alargada. Originario del sudeste asiático, Malasia, Sumatra y Borneo, habita en los cursos templados de aguas dulces, umbrí­as y ricas en flora sumergida.

Longevidad: En acuarios raramente supera los nueve años.

Alojamiento: Requiere acuarios grandes muy bien plantados, con una altura de agua media cuya temperatura oscile entre 21 y 27' C. Acepta grandes variaciones respecto a pH y dureza, pudiendo mantenerse en aguas de 6 a 8 pH y de 6 a 25 DH, aunque prefiera aguas ligeramente alcalinas y de dureza media baja. Puede tolerar una ligera salinidad (una cucharada sopera de sal gorda por cada 25-30 litros de lí­quido) que favorece su resistencia a las enfermedades. Prefiere luz escasa o tamizada por plantas flotantes.

Alimentación: Acepta muy bien la comida seca, en copos, finamente dividida, pero es conveniente suministrarle regularmente alimento vegetal y pequeñas presas vivas: dafnias y nauplius de artemia.

Carácter y comportamiento: Son sociables y pací­ficos, conviviendo con otras especies menores de costumbres tranquilas. Los machos adultos que desean procrear pueden tornarse agresivos, defendiendo el territorio circundante al nido de espuma.

Cuidados: No exige dedicación especial y los automatismos de los recipientes modernos dispensan la atención diaria. Debe sifonarse el fondo del tanque mensualmente 'sangrando' una décima parte del agua y reponiéndola con otra 'desclorada'.

Reproducción: Debe aislarse a la pareja destinada a la procreación, separando del acuario general al macho que se observe defiende un territorio, situándole en un recipiente de 30 a 40 litros de capacidad lleno con agua del acuario general y agua desclorada neutra, a partes iguales. En este tanque de crí­a se dispondrán cabombas, elodeas y plantas de superficie, como Riccia fluitans. La iluminación debe ser poco intensa y la rampa luminosa ha de estar distanciada de la superficie lí­quida un mí­nimo de 15 cm y separada de ella por una tapadera de vidrio.

Se empareja al macho con la hembra más grande y redondeada de la colección. Tras la construcción del ligerí­simo nido de espuma ocurre el apareamiento tí­pico de los anabántidos con 'abrazos', a los que sigue la oviposición. Los alevines, diminutos, son visibles a los dos o tres dí­as, retirando opcionalmente al macho, pues la hembra fue devuelta al tanque general al acabar
la puesta. Los pequeños se alimentan con infusorios y posteriormente con nauplius de artemia.

Enfermedades: Son afectados por las enfermedades comunes a los peces tropicales, si bien se muestran muy resistentes tras superar los seis meses de edad. Entre los jóvenes se produce una mortalidad enorme durante la etapa de formación del laberinto, órgano respiratorio suprabranquial.

Acerca de Adrián Vallejos 957 Articles
Editor y redactor de contenidos en mascotadomestica. Supervisor general de moderadores en Anunico. Sígueme en mi cuenta de Twitter @adrian_vallejos

Comentarios

Comentarios

Comentarios