28 July, 2017

Cigüeña Blanca como animal doméstico

Cigüeña Blanca como animal doméstico
 

Cigüeña Blanca como animal doméstico

Cigüeña Blanca: ciconia ciconia

Familia: Cicónidas.

Orden: Ciconiformes.

Clase: Aves

Descripción y origen: A pesar de que no podemos considerar las cigüeñas como animales domésticos que puedan ser mantenidos en una cautividad más o menos estricta, la larguísima tradición europea que encarna en estas aves, indudablemente beneficiosas, el símbolo de los nacimientos, la llegada de la primavera como estación de reiniciación de la vida silvestre, de renuevos, de partos de muy distintas especies y, al mismo tiempo, la tendencia de estas impresionantes señoras del aire a buscar la proximidad de las poblaciones humanas y sus hábitos de nidificar en las torres de las iglesias, justifican su merecida inclusión como especie libre, que puede ser contemplada, estudiada y casi mimada sin perder su condición silvestre.

Con una longitud aproximada de 1 m y una envergadura alar de casi 170 cm, la cigüeña común o cigüeña blanca tiene cabeza ovalada, con un largo y fino pico, de color rojo coral, que en los pequeñuelos es negro. El cuello, largo y elegante, presenta en la parte del buche un penacho plumoso, muy característico. Las patas son largas y fuertes y el dedo pulgar oponible, sensiblemente más corto que los otros tres dirigidos hacia delante. La cola, corta, está tapada, cuando el ave no vuela, por las rémiges alares negras, que destacan netamente del resto del plumaje, perfectamente blanco. Especie de distribución euroasiática, que inverna en África, efectuando migraciones estacionales periódicas.

Longevidad: Entre dieciséis-diecisiete años, aunque son comunes registros superiores a los veinte.

Alojamiento: En este epígrafe incluimos las zonas aptas para la nidificación y alimentación de estas familiares zancudas. Torres de iglesias, castillos y construcciones humanas de poblaciones aledañas a cultivos, pantanos, así como zonas húmedas o palustres, son lugares perfectos para la construcción del nido, que también puede disponerse en colonias sobre grandes árboles. Las zonas inundadas de lagunas y marjales son ideales para la búsqueda de alimento, pero también han sabido adaptarse a la vecindad con las villas agrícolas y siguen el surco del arado, recogiendo con su pico las grandes larvas de insectos y pequeños vertebrados, que son puestos al descubierto tras el volteo de la tierra de labor.

Alimentación: Esencialmente carnívora, consume peces, reptiles, ranas, sapos, insectos e incluso pequeños roedores, a los que deben añadirse babosas y caracoles, que captura con inusitada habilidad en los diferentes biotopos que frecuenta.

Carácter y comportamiento: Gregarias y sociables, las parejas establecen a menudo vínculos duraderos y vuelven a los lugares en donde nidificaron con éxito la anterior temporada.

Cuidados especiales: Los ejemplares accidentados o jóvenes caídos del nido deben ser curados de sus lesiones y alimentados con pescado y pequeños roedores.

Reproducción: La puesta, de cuatro-seis huevos, por término medio, es incubada alternativamente por el macho y la hembra. Los pequeños nacen tras treinta y cuatro días, por lo que la diferencia entre el mayor y el último puede condicionar la muerte de los tardíos si no hay alimento en abundancia. Los jóvenes vuelan a los dos meses de vida. Enfermedades: Pueden contraer diversas afecciones, pero sólo nos ocuparemos de los traumatismos propios de ejemplares heridos que necesiten nuestro cuidado.

Cigüeña Blanca como animal doméstico

Acerca de Adrián Vallejos 892 Articles
Editor y redactor de contenidos en mascotadomestica. Supervisor general de moderadores en Anunico. Sígueme en mi cuenta de Twitter @adrian_vallejos

Comentarios

Comentarios

Comentarios