December 10, 2018

¿ Por qué los perros comen menos en verano ?

Por qué los perros comen menos en verano

Por qué los perros comen menos en verano

Te lo contamos en el siguiente artículo

Si tienes un perro seguramente hayas notado que este tipo de mascotas comen menos cantidad de alimentos en verano. No es para preocuparse y de hecho su salud puede mantenerse saludable en tiempos en que la ingesta es menor, pero es preciso que sepas las causas de ese comportamiento. Para entender mejor de lo que hablamos, deberás leer el siguiente artículo.

El motivo principal por el cual el perro ingiere menos alimento en la temporada estival es lisa y llanamente la temperatura. La rutina del perro se ve modificada en el verano por consecuencia del calor, razón por la cual el animal termina alimentándose menos.
En verdad y basándonos en la misma lógica con la que analizaríamos a la raza humana, al perro el calor le genera menos ganas de mantenerse en movimiento y por ende, necesita menos alimentos para recuperar energía. ¿Acaso no recuerdan una imagen típica de cualquier verano, en la que el perro busca un espacio con sombra para echarse y descansar?

Lo cierto es que los perros en temporada de verano requieren de un menor aporte calórico para afrontar sus días y algunos estudios indican que la cifra concreta da cuenta de un 30 % menos de ingesta alimenticia que en el invierno. Para comprobarlo, es preciso hacer la prueba y proponerle la misma cantidad de comida que en invierno, van a ver cómo el animal deja sus sobras en verano.
Si a nosotros esta actitud canina nos molesta (lo cierto es que puede pasar) y no queremos que el animal coma menos temiendo problemas de salud futuros, lo que podemos hacer es elegir los momentos más frescos del día para que el perro se alimente durante el verano. Esto implicará una mayor predisposición de parte del perro para comer lo que se le sirve.

Aquí hay algo que es importante tener en cuenta, y da cuenta de la necesidad del animal en relación al consumo de agua. Es muy importante que el perro siempre tenga (y sobre todo en verano) un poco de agua fresca para no sufrir deshidratación. Los cachorros o los perros esencialmente activos, al tiempo que los adultos, son los que más necesitan consumir agua.

Vale decir que no debemos preocuparnos cuando vemos que el animal come menos y de acuerdo a lo que explicamos aquí es una situación normal que se da en determinado tiempo del año. Además y si nos preocupa la presente situación, tenemos la alternativa de darle comida en momentos frescos del día para que de esa manera el animal se alimente a gusto.

 

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*