12 December, 2017

Hernias caninas: tipos, sintomatología y posibles tratamientos

Hernias caninas tipos sintomatología y posibles tratamientos

Hernias caninas tipos sintomatología y posibles tratamientos

La hernia canina resulta una afección causada en la mayoría de los casos por la aparición de agujeros en la pared muscular del cuerpo del perro. Si bien este tipo de complicación puede aparecer de manera totalmente natural, en ocasiones se presenta luego de que el perro reconozca algún desgarro muscular. La importancia del tratamiento en función de una consulta veterinaria es suprema, ya que de no ser atendido a tiempo, el perro podrá incluso perder la vida por culpa de una hernia.

Como dijéramos recién, la hernia canina es una afección tratable  que se produce en la mayoría de los casos por un desgarro muscular. En ese sentido, vale reconocer tres tipos distintos de hernias caninas que pueden afectar de manera considerable la salud de tu  mascota. En primer lugar mencionaremos las hernias inguinales, en segunda medida las hernias umbilicales y para completar la distinción, es preciso traer a colación el caso de las hernias diafragmáticas.

La sintomatología de una hernia es fácilmente discernible, motivo que resulta beneficioso en función de la necesidad que tienen todos los dueños de cuidar la salud de sus mascotas. Los vómitos y la falta de apetito de la mascota canina son síntomas ineludibles de la aparición de una hernia. Al mismo tiempo, el hecho de que el animal deje de beber agua resulta una clara señal en este sentido. No en vano resulta preciso repetir aquí que la importancia del tratamiento inmediato es indiscutible, ya que un can podrá lisa y llanamente morir pasadas de 24 a 48 hs en que no se tomen medidas en función de su salud.

Acerca del tratamiento vale mencionar aquí que la cirugía resulta un abordaje eficaz y saludable, capaz de otorgar un enorme bienestar a nuestra mascota. Supongamos que un órgano se encuentra desplazado como consecuencia de una hernia, lo que hace el veterinario es por medio de una intervención quirúrgica, mover esos órganos y desplazarlos a su posición original.  En definitiva y como en la mayoría de los casos en los que está en peligro la salud de nuestra mascota, es recomendable y preciso realizar una consulta urgente con un profesional capacitado para realizar un abordaje acorde.

Para concluir, es preciso dar cuenta de que las hernias caninas pueden ser causadas por factores variados y que, por supuesto, estos factores dan cuenta de hechos previos a la aparición de los síntomas. En algunos casos, la causa de la hernia canina es meramente genética y en otras ocasiones, es el producto de algún hecho traumático que pueda haber sufrido nuestro animal.

Acerca de Ismael Naput 199 Articles
Soy nacido en Diamante y vivo en Santa Fe desde hace 24 años. Actualmente me encuentro estudiando Licenciatura en Comunicación Social.

Comentarios

Comentarios

Comentarios