21 October, 2017

Atención con los perros encerrados porque padecen estrés

Atención con los perros encerrados porque padecen estrés

Atención con los perros encerrados porque padecen estrés

Cuando se mencionan a los perros encerrados, se habla de mascotas que quedan solas durante toda la jornada, que están en un patio muy al fondo de la casa y solas casi toda la jornada, y  más aun a aquellas que permanecen atadas por  varias horas al día sin poder estar ninguna en contacto con sus amos. En todos estos casos es muy normal que los canes  sufran de estrés.

Es en estos casos, cuando todo perro que así vive durante la jornada, llega a presentar fuertes cambios de conducta, mucho nerviosismo, se lo ve alterado, y hasta se vuelve muy triste, llegando a cambiar su característica de perro sociable y cariñoso a la de agresividad hasta para con los integrantes de la casa.

Ningún perro merece permanecer aislado por tanto tiempo. Existen razas como el pastor alemán al cual se lo puede dejar solo durante el día  pero habrá que dedicarle un tiempo cuando se llegue del trabajo para que  la mascota no sienta que se la está abandonando. Claro que son los perros más pequeños como los caniches por ejemplo que no soportan en absoluto quedarse solos. Por ello, siempre  se aconseja cuidar de un perro y ser muy compañero como él lo es de su amo y demás miembros de una familia.

Muchos animales en esta situación hasta llegan a adquirir ciertas enfermedades, y el primer síntomas de ellas es el de no comer como de costumbre. ¿Cómo solucionar este problema? Al tener un can, es necesario saber de antemano que se le puede dedicar el tiempo que merece y con calidad sobre todo. Lo mejor es disponer de un tiempo cada día para jugar con él, para sacarlo a dar un paseo, llevarlo a una plaza y que así sienta alegría, se distraiga, cambie de clima y sepa que sus amos se ocupan realmente de él y que los aman. Todo perro necesita su tiempo de esparcimiento, de  diversión, y  de entretenimiento. Caso contario está preso, aislado y muere de tristeza.

Además, los perros cuando comen acumulan muchísima energía que debe ser liberada y la mejor alternativa es mantenerlos en movimiento, jugar con una pelota, hacerlos correr para que no engorden pero sin duda para que se recuperen la alegría de vivir. Hay que abrazarlos, mimarlos y hablarles mucho. Ellos comprenden muy bien las miradas y saben cuándo el amo está interesado en él, y cuánto le importa importante.

Por ello, a no extrañarse si de repente se nota que un perro comienza a romper cosas, a comer plantas,  a  dañar objetos como los muebles porque están demostrando suma ansiedad y desesperación, están llamando la atención y gritando a través de estos actos , pidiendo que se permanezca más tiempo con ellos, que se compartan más cosas, y esto es lo que merece toda mascota.

Cuidado, tiempo y amor. Si esto no se lleva a cabo, la mascota se ha de enfermar y cuando se recurra al veterinario, quien seguramente ha de derivar a su amo a un psicólogo para perros, cuando éste note su conducta se dará cuenta enseguida de acuerdo a como vive, cuál es su grado de estrés su intensidad y que la única solución es estar a su lado.

Acerca de Lilia Canosa 35 Articles
Nací en Buenos Aires, un 19 de enero de 1965. Escribo desde muy joven, habiendo estudiado filosofía, redacción y corrección literaria. También hablo francés e italiano y soy psicóloga social psicoanalítica. Ahora me encuentro escribiendo para revistas de chicos como psicóloga social y realizando trabajos como escritora y redactora de artículos, textos varios y tesis. Mi Twitter es @liliacanosa y allí me pueden encontrar.

Comentarios

Comentarios

Comentarios