October 16, 2018

Tu mascota como aliada para ponerte en forma

Tu mascota como aliada para ponerte en forma

Tu mascota como aliada para ponerte en forma

Tu mascota como aliada para ponerte en forma.
 

Con la llegada de la primavera, muchas personas deciden ponerse en buena forma y comenzar un plan de ejercicios, en el cual la mascota puede ser un gran compañero. Los perros, de hecho, no sólo disfrutan del ejercicio sino que para su buena salud necesitan caminar una buena cantidad de metros al día, lo cual hace que ambos se beneficien de la actividad, así que no dudes en tener a tu mascota como aliado para ponerte en forma.
Quienes llevan a sus perros a correr con ellos, no sólo reciben todos los beneficios del running – tanto físicos como psicológicos – sino que también lograr estrechar la relación con su perro. Algunas consideraciones deben ser tenidas en cuenta.
Para evitar lesiones, el equipamiento debe ser óptimo en la persona y en el animal. Así como el calzado deportivo debe ser cuidadamente elegido, también la correa con la que salir a correr con el perro debe ser adecuada. Lo recomendable es llevar tres elementos: un cinturón con protección para las lumbares, una línea de tiro con un amortiguador y un arnés de tiro cruzado que se apoya en el esternón del perro.
Si saldremos a la calle con el perro, debe estar entrenado en la obediencia, para evitar todo tipo de riesgos. Un educador canino cuando es cachorro, es la mejor forma de que estas aptitudes se adquieran sin problemas, para disfrutar de nuestro perro sin contratiempos. Así, el perro identificará ese momento con algo bueno, y no con miedo a ser regañado.
El perro debe ser tenido en cuenta a la hora de practicar la actividad con él. Se debe contemplar la temperatura ambiente, la resistencia del animal, sus horarios. Si se siente maltratado o la pasa mal, asociará el momento de salir a correr como algo negativo y se opondrá. Lo ideal sería correr con temperaturas inferiores a 16 grados. Incluso en competiciones, a partir de esos grados disminuye la distancia de la carrera, y si supera los 20 grados se valora incluso su suspensión. Con eso, evitaremos el golpe de calor, ya que estos animales son mucho más sensibles a ellos que nosotros.
Si bien los perros suelen adaptarse pronto a las rutas y las reconocen, no es mala idea variarla cada tanto, así tiene la posibilidad de explorar. Puede resultarle muy estimulante.
Es indispensable procurarle al animal una adecuada hidratación antes, durante y después. La comida es mejor dejarla para después. Si la recorrida supera los cinco kilómetros, debería realizarse una parada para beber agua, aunque se debe procurar que no tome demasiada cantidad o podría producirle una torsión de estómago.
El momento para comenzar es entre los ocho meses y el año de edad, cuando sus articulaciones están bien formadas, para evitar causarle problemas de salud. El entrenamiento debe ser progresivo y adaptado a sus posibilidades, sin forzarlo por encima de su resistencia. En cualquier caso, la consulta con el veterinario de confianza podrá aclarar cualquier duda y ayudar a decidir cuándo y cómo comenzar a correr con el perro.

1 Trackbacks y Pingbacks

  1. Tipos de Juguetes para Perros

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*