October 23, 2018

Qué tener en cuenta para hidratar bien a nuestra mascota

Como cualquier ser vivo, los perros y gatos necesitan una adecuada hidratación para mantener su buena salud

Qué tener en cuenta para hidratar bien a nuestra mascota

Hidratar bien a nuestra mascota. Cuidados de nuestras mascotas.
 

Como cualquier ser vivo, los perros y gatos necesitan una adecuada hidratación para mantener su buena salud, algo que debe tenerse en cuenta todo el año, pero particularmente en los próximos meses, cuando lleguen a nuestra región las temperaturas cálidas. Aprendamos qué tener en cuenta para hidratar bien a nuestra mascota.
Alrededor del 60% del peso corporal de los perros y gatos está compuesto por agua, llegando al 80% en el caso de los gatitos y cachorros. Es por eso que es indispensable abastecerlos correctamente de este vital elemento para que no les falte y se deshidraten.
Al igual que ocurre con los humanos, las altas temperaturas incrementan la necesidad, y son los cachorros y los animales más añosos los que están más expuestos y vulnerables a la deshidratación.
La forma más efectiva de que no se deshidraten es que perros y gatos deben tener acceso a agua potable, limpia y fresca siempre. Si está a su alcance, el animal se encargará de tomar toda la que necesita. Pero es importante no dejarla al sol y cambiarla una o dos veces por día, en especial durante el verano para que esté realmente fresca y en buenas condiciones. También por ello, debe limpiarse el recipiente del agua una vez al día todo el año.
Los gatos, particularmente, pueden sufrir más el descuido de estos detalles, ya que si el agua está caliente y/o sucia, directamente no la beberán.
Los cachorritos deben tener agua a su alcance permanentemente, pues son más vulnerables a la deshidratación. Al principio, conviene que los acerquemos nosotros al recipiente, hasta que aprendan dónde está y lo busquen por sí mismos.
La hidratación de los animales debe realizarse sólo con agua, evitando otro tipo de bebidas como las azucaradas, ya que pueden desencadenar problemas digestivos como diarreas, vómitos, gastritis, y otros, también podrían predisponer a la diabetes.
La leche de vaca no es buena ni para perros, ni para gatos a pesar del mito. A partir de los 30, 45 días de vida, los cachorritos comienzan a ser intolerantes a la lactosa, por lo que la leche puede generarles diarreas y que tengan más riesgo de deshidratación.
Se debe controlar la cantidad de agua que beben y vigilar una posible disminución o aumento del consumo, ya que podría ser un síntoma de distintas enfermedades.
Para saber si tu mascota podría estar deshidratada, observa estos síntomas: un estado mental deprimido, nariz y boca secas, ojos “vidriosos” y falta de producción de orina, entre otros. En ese caso, no se debe demorar la consulta con el veterinario, quien tomará las medidas necesarias para reequilibrar a nuestra mascota y evitar problemas más graves, como una insuficiencia renal.
Si estamos atentos al estado de nuestra mascota y procuramos darle siempre agua fresca y limpia, no tendrán ningún problema con su hidratación.

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*