September 21, 2018

Obesidad en perros y gatos: cuestiones a tener en cuenta

De la misma manera que en seres humanos, la presente afección –obesidad- aparece en perros y gatos y cada vez con mayor frecuencia. Para evitarla hay que ser minucioso respecto de la alimentación y el ejercicio al que se expone el animal, y en el presente texto compartiremos determinadas recomendaciones. No dejes de leer el siguiente artículo y entérate que cuestiones tener en cuenta para prevenir o tratar la obesidad en perros y gatos.

 

Obesidad en perros y gatos: cuestiones a tener en cuenta

En relación a los problemas nutricionales que pueden presentar tanto perros como gatos, es preciso decir que la obesidad se ubica en primer lugar en tanto afección que repercute de forma negativa en la salud de tu mascota. Lo primero que debes hacer al respecto es evitar a tu animal doméstico una vida sedentaria y por supuesto, bregar por su buena y equilibrada alimentación.

Respecto de lo dicho, es bueno saber que en caso de sufrir obesidad, un animal deberá perder ese peso que tiene pero lo tendrá que hacer siempre de manera progresiva y gradual. Estableciendo objetivos claros, es preciso someter a tu mascota a un plan de alimentación y ejercicio acordes; priorizando una pérdida de peso que no ponga en riesgo su estado general de salud.

Una buena alimentación de la mascota es indispensable y de la misma manera la hidratación tiene que ser correcta. Deberás fraccionar a lo largo del día todo el alimento que proponga su equilibrada dieta y respecto del líquido, intentar que consuma la mayor cantidad de agua posible. Recuerda que para llevar adelante una vida activa, todo animal debe ingerir la comida y el líquido necesarios para el fiel funcionamiento de su organismo respecto de las exigencias a que se expone.

Otra cuestión importante que vale la pena decir es aquella que tiene que ver con la forma en que notamos obesidad en la mascota.  Si bien la presente afección debe ser diagnosticada por un médico veterinario, existen determinadas maneras de notar por nuestra propia cuenta si la mascota es o no obesa. En tal sentido, uno de los más claros indicios de obesidad se encuentra palpando la zona de las costillas en la mascota; si sólo tocamos cuero y no podemos diferenciar donde se encuentra el hueso del can o felino estaremos en presencia de un animal obeso.

De la misma manera, podemos diferenciar si nuestra mascota se encuentra sufriendo sobre peso en la medida en que notemos una merma en su rendimiento físico. Todo animal que se mantenga saludable deberá poder movilizarse por sus propios medios y con agilidad. Si vemos que nuestro animal salta o juega y al realizar ese tipo de movimientos se agita en demasía, será preciso visitar a su médico veterinario para comenzar un tratamiento acorde.

1 Trackbacks y Pingbacks

  1. Frutas y Verduras para Perros. Frutas y Verduras Ideales

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*