23 October, 2017

Cuándo castrar o esterilizar a tu mascota

Cuándo castrar o esterilizar a tu mascota

Cuándo castrar o esterilizar a tu mascota

Cuándo castrar o esterilizar a tu mascota. Salud de las mascotas.

 

Si bien existen controversias sobre este tema, son muchos los expertos veterinarios que aconsejan la castración o esterilización en perros y gatos que son adoptados como mascotas. Veamos cuáles son las ventajas de tomar esta decisión.
Se entiende por esterilización a la remoción de los ovarios y útero de una mascota hembra, mientras que castrar es remover los testículos del gato o perro macho. Se trata de procedimientos quirúrgicos aunque sencillos y que requieren una mínima hospitalización, y les trae muchos beneficios para su salud y bienestar.
Además, en muchos lugares las autoridades gubernamentales ofrecen programas de castraciones y esterilizaciones gratuitas o a muy bajo costo.
En el caso de las hembras, el procedimiento les da una vida más larga y sana. La esterilización ayuda a prevenir las infecciones uterinas y el cáncer de mama, el cual es fatal en alrededor del 50 por ciento de los perros y 90 por ciento de los gatos. Esterilizar a tu mascota hembra antes de su primer celo es la mejor forma de prevenir estas enfermedades.
Aunque los ciclos pueden variar, las gatas hembras por lo regular entran en celo cuatro a cinco días cada tres semanas durante la temporada reproductiva. Instintivamente y para atraer a los machos, aullarán y orinarán más frecuentemente, ensuciando muchas veces toda la casa. Al esterilizarse, no entrará en celo.
En los machos, la castración evita que tengan crías, pero además previene el cáncer a los testículos, si se lo realiza antes de los seis meses de edad. El macho además intentará encontrar una compañera a cualquier costo, haciendo cosas como excavar bajo la cerca o saltar cualquier muro, y al escaparse a la calle correrá el riesgo de ser atropellado por autos o lastimado por otros machos si se disputan los favores de una dama.
Los perros y gatos castrados enfocan su atención en sus familias humanas. Muchos problemas de agresión pueden ser evitados con la castración temprana. Además, no tendrán el instinto de marcar territorio orinando por toda la casa, a veces con un olor muy intenso.
No es cierto que la mascota castrada engordará. Si su alimentación es sana y realiza suficiente ejercicio, no tiene por qué tener sobrepeso.
Un animal castrado no procreará cría que no se desea atender. El problema de los animales callejeros es bastante importante, y dejar un montón de cachorritos o gatitos librados a su suerte es cruel. La esterilización y castración es la mejor forma de que no haya tantos animales callejeros.
Por todas estas ventajas, vale la pena conversar con el veterinario para decidir si la castración o esterilización es una buena opción para nuestra mascota. En cualquier caso, conviene hacerlo cuando tiene pocos meses de vida, puesto que muchas veces, el mejor momento es antes del primer celo o de alcanzar la madurez reproductiva.

Comentarios

Comentarios

Comentarios