December 15, 2018

Beneficios de tener una mascota durante el embarazo

Beneficios de tener una mascota durante el embarazo

Beneficios de tener una mascota durante el embarazo. Salud y mascotas.

Muchas parejas que ya tienen mascotas, se plantean si esto es compatible con tener un hijo, en especial si podría tener consecuencias sobre la salud del bebé durante el embarazo o sus primeros tiempos de vida. Lo cierto es que es totalmente posible, y no sólo eso sino que además trae beneficios.
Uno de los temores más arraigados se relaciona a la toxoplasmosis, ya que sabemos que los gatos – más precisamente, sus heces – son medio de transmisión de esta infección, que eventualmente podría provocar malformaciones fetales.
Lo que se debe hacer en caso de embarazo de la dueña de un gato, es evitar durante todo el embarazo manipular la bandeja sanitaria del animal, así como también evitar que el gato consuma carne cruda o productos mal lavados – fuente de contaminación primaria.
También se debe realizar tareas de jardinería con guantes y lavarse bien las manos al estar en espacios al aire libre, pues otros gatos podrían haber andado por allí. De todas formas, actualmente se realizan análisis trimestrales para detectar la toxoplasmosis en el embarazo a tiempo, con lo cual se puede implementar un tratamiento oportuno que minimice las consecuencias.
Otra ventaja descubierta gracias a recientes investigaciones es que cuando la embarazada expone regularmente su sistema inmune a los microbios provienentes de animales de granja (caballos, cerdos, vacas, ovejas, conejos, pollos), perros y gatos, su bebé tiene menos predisposición a desarrollar eccema en los primeros dos años de vida.
El eccema, también conocido como dermatitis atópica, es una enfermedad inflamatoria de origen alérgico que provoca lesiones en la piel en forma de manchas de color rojo intenso. Estas lesiones pueden picar o molestar.
Tener un perro o gato en casa, se asocia con una disminución del riesgo de desarrollar eccema.
Una ventaja además es que las embarazadas que tienen perro suelen hacer más ejercicios. Son conocidos los efectos de la actividad física moderada en el bebé en gestación siempre que no haya contraindicación, y al tener un perro la mujer está más estimulada a realizar caminatas frecuentes, una gran forma de realizar actividad física que la beneficie a ella y a su hijo.
El ejercicio ayuda a evitar una suba de peso exagerada y sus negativas consecuencias, además de tener efectos en la prevención de la diabetes, hipertensión y otras situaciones que son riesgosas en el embarazo.
En el caso de los perros, se asegura que son capaces de presentir que el parto se acerca y así advertir a su dueña que el gran momento ha llegado.
Una vez nace el bebé, el perro se convierte en su mejor amigo y su primera mascota. Será un amigo que lo entretendrá en cualquier momento, ya que les encanta jugar, y además los perros son muy protectores, será muy cuidadoso al tratarlo.
Cabe destacar que el perro es un animal muy dedicado cuando se trata de cuidar a sus cachorros desde que nacen, los protege muchísimo. Hará lo mismo con tu bebé, aunque siempre conviene elegir razas que se lleven bien con los niños si pensamos en algún momento tener hijos, y además conversar con el veterinario para prepararlo y adaptarlo bien al nuevo integrante del grupo.

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*