25 April, 2017

Rascadores de gatos, saludable hábito para tu mascota

Rascadores de gatos
 

Rascadores de gatos, saludable hábito para tu mascota

Afilar las uñas es para los gatos una necesidad vital. Herencia de sus ancestros felinos cazadores, las garras son sus armas, y más allá de cuan domesticados estén, sigue siendo importante para su salud psicofísica poder hacerlo. Un rascador de gatos puede ser una solución para darles lo que necesitan.
En otras épocas, de casas con grandes jardines y gatos que andaban libres por el vecindario, no era problema para ellos encontrar dónde hacerlo – lo usual sería el tronco de un árbol –, pero en la vida moderna donde muchos dueños de mascotas viven en departamentos o casas pequeñas y en zonas urbanizadas, los muebles terminan siendo las “victimas” de los mininos – algo que puede ocurrir incluso si se tiene patio o jardín. Para evitarlo, la mejor solución son los rascadores para gatos. Este elemento, permite que el gato descargue sus instintos naturales sin problemas, además les resulta un juego muy divertido y les sirve también para relajarse.
Existen en el mercado rascadores para gatos de formas diversas, con diferentes accesorios y confeccionados con materiales variados, para que cada dueño encuentre aquel que considere mejor para su mascota, y en función del espacio con el que cuente en casa.
Lo ideal es adquirir el rascador cuando el gato es pequeño, para que desde el principio se acostumbre a su uso, siendo el dueño el que lo lleve y estimule a jugar en él. Si se trata de un gato más grande, puede costar un poco más llevar al animal a hacerlo, pero finalmente será su propio instinto el que lo guíe y hará que adopte el rascador, ya que su diseño precisamente está pensado para eso.
Muchos beneficios puede traer al gato contar con un rascador donde afilar sus uñas y jugar, como pueden ser:
Afilar las uñas: desde luego, el objetivo principal. Como dijimos, para el felino es una necesidad, rascar una superficie áspera lo ayuda a mantener sus uñas afiladas como necesita. El gato buscará la manera de hacerlo, y si no le facilitamos un lugar para ello, se lo procurará por sí mismo así se trate de nuestro mueble favorito.
Hacer ejercicio: como cualquier animal, por más domesticado que esté el gato necesita moverse. Recordemos que es un animal de hábitos cazadores, preparado genéticamente para pasar buena parte de su vida procurándose alimento y atrapando presas, por tanto su cuerpo necesita mantenerse activo para sentirse bien. Los rascadores le facilitan un elemento para enganchar sus uñas, ejercitarse, estirarse, manteniéndose en buena forma. Incluso, vienen algunos con varios niveles que le permite saltar entre plataformas de distinta altura, lo que también amplía su campo visual.
Liberación de ansiedad y energía: como dijimos, el gato es un animal muy activo, que si se encuentra limitado en movimientos – como puede ocurrir en un departamento pequeño – podría estresarse y al igual que nos pasa a nosotros, verse afectada su salud. El rascador permite que el minino libere su energía acumulada, descargue su ansiedad, satisfaga su necesidad de movimiento y coordinación, con lo cual será un animal más calmo y relajado, más feliz y sano.
Diversión: el gato es un animal muy juguetón, sus dueños bien lo saben, y necesita encontrar qué hacer sólo por diversión, el rascador es un elemento que realmente disfruta, pues le permite entretenerse por largos ratos. Algunos rascadores tienen pequeños juguetes para que salten a “cazar la presa”, con lo cual estaremos satisfaciendo su instinto de forma completa.
Marcar territorio: los felinos cuentan con unas glándulas en las patas que segregan una sustancia con su particular olor, en las almohadillas de su huella, que permiten dejar su rastro. Al rascar, está marcando territorio, indicando a sus pares que allí está él o ella, por tanto también se sentirá mejor al expresar su territorialidad.
Son muchas las razones por las que los gatos natural e instintivamente necesitan tener un sector para rascado, así que si estás pensando en adquirir un gato o ya lo tienes, lo más recomendable es que te hagas también de un rascador.

Comentarios

Comentarios

Comentarios