30 May, 2017

¿ Qué sucede con el gato cuando llega un bebe a casa ?

Foto de Qué sucede con el gato cuando llega un bebe a casa
 

Qué sucede con el gato cuando llega un bebe a casa

Si llega un bebé a casa ¿qué sucede con el gato?

No son pocas las familias que piensan que tienen que regalar su gato, y o dejarlo en adopción ante la llegada de un bebé debido a muchos mitos  y demás historias que hacen referencias a que los gatos asfixian a los recién nacidos y que pueden contagiar ciertas enfermedades. Por suerte todo esto es un error ya ha  pasado a ser un mito. Sólo se deben tomar ciertas medidas ante la llegada del bebé a casa para la seguridad del mismo, y que la convivencia sea en armonía.

Se dice con frecuencia que los gatos pueden asfixiar a los bebés y esto no es así. Si bien los gatos encuentran el calor deseado permaneciendo  muy cerca de sus dueños, en este caso lo ideal es tratar  que la macota no acceda  la habitación del bebé, ni tampoco se acerque  a su cuna o moisés. Es necesario enseñarle de alguna manera al gato a no acercarse al sitio en donde se halla el recién nacido, como el corralito,  o los espacios de juego. Para recompensarlo se le coloca una cama al gato, una especie de camita casera con algunos almohadones y frazadas para que encuentre calor, y se sienta cómodo y no separado de la familia.

En relación a las enfermedades felinas, los gatos no han de transmitir ninguna, sólo es posible que un parásito que existe en ellos afecte a la mujer durante su embarazo, pero se trata de casos muy aislados. Sí hay que tener en cuenta si el bebé es alérgico. Allí habrá que tomar otro tipo de precauciones que será necesario comentar al pediatra.

Si lo que preocupa son mordidas o posibles rasguños, en el caso de que el gato muerda o arañe a alguno de los niños de la casa o por descuido al bebé, de inmediato se lo debe retar y poner en penitencia para que no vuelva a repetirse el episodio. Existe además la posibilidad de cortar sus garras cada semana, o bien colocar un plástico en sus patas para quedarse más tranquilos.

Ahora bien ¿Qué sucede si al gato no le cae en gracia el bebé? No se preocupen, los gatos son muy cariñosos y afectivos y además protectores, por lo cual no tratarán  de perjudicar ni al bebé ni a niños de la casa.

Lo ideal es que antes de la llegada del bebé ya se le indique al gato cuál será su nuevo lugar, dónde puede entrar y dónde no, y hacer un recorrido por la casa para que comience a identificar su propio espacio.

Para la presentación del bebe al gato, es recomendable hacerlo muy lentamente, es decir no hace falta mostrárselo directamente con gran algarabía. Es necesario que el gato huela al bebé, lo reconozca de a poco día tras día hasta que lo reciba con cariño y sepa que es un nuevo habitante de la casa. Tampoco se deben disminuir la muestras de cariño al gato para no hacerlo sentir celoso ni dejado a un lado.

Así es como tanto gato como bebé y chicos pueden convivir en espacios diferentes, pero a su vez comunicados en establecidos por los padres.

Acerca de Adrián Vallejos 837 Articles
Editor y redactor de contenidos en mascotadomestica. Supervisor general de moderadores en Anunico. Sígueme en mi cuenta de Twitter @adrian_vallejos

Comentarios

Comentarios

Comentarios