11 December, 2017

Pros y contras de la castración de gatos domésticos

Pros y contras de la castración de gatos domésticos

Pros y contras de la castración de gatos domésticos

Pros y contras de la castración de felinos domésticos. Castración de mascotas.

Muchas veces nos sentimos crueles o insensibles cuando decidimos castrar a nuestras mascotas, son sentimientos encontrados: por un lado los tendremos en casa, más apaciguados, sanos y compañeros pero por otro, vamos un poco en contra de sus instintos, de lo que les es natural. ¿Cuáles son los pros y contras de castrar a nuestro gatito por ejemplo?

En la castración lo que se hace es extraer las glándulas sexuales del animal especialmente con el objeto de evitar que vagabundeo, y de que dejen descendencia numerosa, además de protegerlos de lesiones resultado de peleas, y del contagio de enfermedades. Entonces al extirparse los ovarios o testículos, las hormonas sexuales dejan de segregarse, lo mismo que las necesidades de cópula, suprimiéndose el celo y el comportamiento que lo caracteriza.

La intervención quirúrgica puede realizarse desde los dos o cuatro meses en adelante, (en Europa es muy común su práctica temprana ya que se comprobó que no causa ningún problema de crecimiento ni comportamiento-excepto el sexual- tanto en los felinos europeos, como en los de raza). La operación se realiza en no más de 45 minutos y con anestesia general, pudiendo accederse a ella en cualquier veterinaria, incluso en sitios en que se practican de manera gratuita, mayormente gubernamentales -para conseguir los mejores datos y agilizar las cosas, puede recurrirse a los anuncios clasificados.

La edad indicada para la castración es un tema que “trae cola”, y genera ruidos entre los amantes de las mascotas: hay profesionales veterinarios que aconsejan la práctica lo antes posible para evitar problemas de higiene, como la marcación con orina de los machos, o evitar los sonidos y gritos de las hembras, pero hay quienes contemplan que los gatos lleguen al completo desarrollo de sus aparatos genitales y urinarios para prevenir trastornos a ése nivel. Y en el caso puntual de las gatas, no significa ningún problema castrarla antes o después de el primer celo, sin que haber tenido siquiera un parto.

En el punto en que coinciden los veterinarios es en que, luego de castrar al gato hembra o macho, hay que intentar controlar su peso, alimentándolos únicamente con una dieta a base de balanceado bajo en grasas, acompañada por estímulos, actividades físicas y juegos, ya que tienden a aumentar mucho de peso hasta llegar en varios casos a la obesidad (consecuencia derivada de los cambios hormonales).
Tanto en gatas como en gatos, el carácter se vuelve más dócil, y cariñoso. No tienen tantas ganas de escaparse a merodear por los alrededores y de paso evitan peleas con posibles lesiones o contagios como consecuencia.

Lo ideal entonces es evaluar lo que queremos para nuestros felinos y para nosotros, así como el recurrir al médico veterinario de confianza que dará su opinión respecto a la edad conveniente en la cual realizar la castración. Lo importante es que nunca es tarde para llevarla a cabo, y que hemos compartido las diferentes opiniones, los pros y contras que pueden ayudarte cuando tomes la decisión.

Comentarios

Comentarios

Comentarios