September 21, 2018

El Embarazo y su Relación con los Gatos – Toxoplasmosis

El Embarazo y su Relación con los Gatos

El Embarazo y su Relación con los Gatos

Los Gatos y las Embarazadas – Mito o Realidad

El tema de la  enfermedad que trasmiten los gatos, la toxoplasmosis lleva años provocando un gran temor a toda mujer embarazada que tiene mascotas en su casa. Veamos hasta dónde este tema es un mito, y cuáles son las prevenciones que toda embarazada debe tener si hay un gato en casa.

La primera pregunta que toda embarazada hace a su ginecólogo es con referencia a la toxoplasmosis. Y es tanto el miedo que sienten que es necesario explicar de qué se trata esta enfermedad, para poder estar tranquilas todas las mujeres en la dulce espera y erradicar ciertos mitos.

Lamentablemente, las falsas creencias continúan y lo cierto es que al igual que todos los animales, si el gato no es cuidado y controlado por el veterinario como corresponde sí podría causar enfermedades transmisibles.

Sabemos que los gatos comen de todo, y aquí debemos hacer hincapié en que lo que produce esta enfermedad es la ingesta de carne crudas. Por otro lado, es verdadera la afirmación de que el gato pude llegar a transmitir enfermedades al feto pero no debemos llevar este conocimiento al extremo. Lo importante es mantener al gato limpio, no darle  de comer sobras, no dejar a su alcance basura  y limpiar muy bien el lugar en donde defeca y orina.

Si en cambio .este miedo lo transformamos en alimentar adecuadamente a la mascota, desparasitarlo cuando corresponde y vacunarlo en sus fechas indicadas por el veterinario, no habrá ningún motivo para sentir temor y estar en contacto con él.

Es cierto que la toxoplasmosis que puede trasmitir el gato es muy grave puesto que ocasiona daño cerebral o ceguera. De allí que la embaraza busque todo tipo de información, y contraiga un temor llegando al pánico y sistematizar luego lo leído. La cuestión es psicológica. Esa enfermedad se puede contraer cuando una persona toca la defecación del animal y esta defecación puede trasmitir enfermad sólo si el gato ya tiene toxoplasmas en su organismo.

Por ello, este mensaje que va para toda mujer embaraza es el de quedarse tranquilas, evitar de limpiar ella lo que atañe a la mascota y por supuesto si se estás en contacto permanente con el gato lavarse las manos y colocarse alcohol. Lo único que puede ocasionar cierta alergia y no sólo a las embarazadas es el pelaje del gato. Por todo lo dicho, erradiquemos viejos mitos y si existen dudas no dejarse llevar por rumores, sino realizarlas tanto al veterinario como al médico para así llevar un embarazo tranquilo, y al mismo tiempo disfrutar de la mascota de la casa.

1 comentario en El Embarazo y su Relación con los Gatos – Toxoplasmosis

  1. Hoy día el porcentaje de gatos que tiene toxoplasmosis y pueda trasmitirla es muy bajo, debido a que muchos no salen al exterior y se alimentan exclusivamente con comida comercial. Incluso en un gato infectado, las heces del gato tardan 1-2 días después de su eliminación en estar infecciosas, por lo que una higiene diaria de por si ya podrá ser preventiva. Además se pueden un realizar test en la mujer embarazada, la mayoría que conviven con gatos ya han pasado la enfermedad (que se parece a una ligera gripe) y tienen anticuerpos. IMPORTANTE: El riesgo de infección por ingestión de carne cruda o no muy hecha, verduras crudas, frutas mal lavadas, y trabajos de jardinería sin guantes son fuentes de infección (casi) más habituales que el gato, por lo que se deben evitar.

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*