14 December, 2017

Cómo se comunica un gato: trucos para saber qué piensa tu gato (Parte 1)

trucos para saber qué piensa tu gato
gato comunicacion gestos interpretacion lenguaje felino gato

Trucos para saber qué piensa tu gato

Los gatos utilizan una variedad de señales (posturas corporales, expresiones faciales y vocalizaciones) para transmitir mensajes y evitar confrontaciones desagradables.

Aprender cómo descifrar estas posturas felinas puede profundizar los lazos de afecto que compartes con tu gato, así como también evitar malentendidos y potenciales comportamientos agresivos.

Pero para muchos de nosotros el “idioma felino” es un como un dialecto extranjero, difícil de entender y aún más difícil de descifrar. Aquí les dejamos algunas conductas del animal que te ayudarán a interpretar las señales y vocalizaciones de tu gato.

 

Mostrando la panza

El lenguaje corporal felino es mucho más matizado que el de los perros. Parte del problema surge cuando las personas toman su conocimiento general sobre los perros e insisten en aplicarlo a los gatos.

¿Te has preguntado, por ejemplo, por qué el comportamiento aparentemente coqueto de tu gato cuando hace un vuelco y comienza a exponer su vientre se puede encontrar con una agresión deliberada cuando intentas acariciarlo?

Cuando tu gato se encuentra contento y relajado, éste puede estirarse y darse la vuelta. Sin embargo, en otras situaciones, cuando un gato se siente acorralado y no puede escapar, esta pose (seguida de unas garras totalmente extendidas y mostrando los afilados dientes) puede ser la demostración de una actitud muy defensiva, lo que indica que está dispuesto a luchar.

Al igual que con otras interacciones entre felinos y humanos, es importante aprender lo que prefiere tu gato en particular.

 

Un guiño “endulzado”

Cuando un gato recibe a otro gato o a una persona con lentos y lánguidos parpadeos, lo que está haciendo es comunicar afecto.

¿Por qué? Porque en el mundo felino, el hecho de cerrar los ojos de uno en presencia del otro es el último signo de confianza (algo así como “bajar la guardia” ante un ser en el que confiamos no nos hará daño).

Por ello, al parpadear lentamente, tu gato te está comunicando que es consciente de tu presencia y entiende que no representas una amenaza para él. Así que la próxima vez que tu gato te parpadee, trata de devolver el gesto.

 

Clásica pose de la cola

Uno de los barómetros más precisos del estado de ánimo de un gato es su cola.

Cuando se mantiene alta, está comunicando confianza. Cuando la acurruca en torno a la cola de otro gato o a tus piernas es señal de amabilidad. Y escondido debajo o entre las piernas, señala la inseguridad o ansiedad.

La posición vertical de la cola en forma “de cepillo” es una señal inequívoca de que tu gato se siente amenazado. Y cuando se combina con la espalda arqueada, pelo recto largo de la columna vertebral y las garras desenvainadas, la postura es un claro indicativo de que debes retroceder de inmediato, ya que está preparado para todo.

Continúa en Cómo se comunica un gato: trucos para saber qué piensa tu gato (Parte 2)

Acerca de Natán Gasparotti 48 Articles
Ha estudiado Licenciado en Ciencias de la Comunicación en la UCSF. Fotógrafo, escritor y corrector; cuyos gustos diversos, curiosidad y sed de conocimiento lo han llevado a desempeñarse como escritor para redes de blog sobre temas de interés.

Comentarios

Comentarios

Comentarios