November 12, 2018

Enfermedades Transmisibles de los loros – Psitacosis

Foto de El Loro y las Enfermedades Transmisibles

Enfermedades Transmisibles de los loros

Enfermedades Transmisibles – Psitacosis

El loro es sin duda un ave muy bella y atractiva que mucha gente escoge tener en casa. Si bien se ha hablado de los cuidados que el loro requiere, debemos hacer hincapié sin intención de alertar sino de prevenir, en cuanto a una enfermedad transmisible típica del loro que es la denominada psitacosis. Ya sabemos que de hecho el loro es un ave que requiere de mucha higiene todos los días. A esto se suma esta enfermedad más conocida como fiebre de loro y que es infecciosa. Es una enfermedad que es ocasionada por unos parásitos y si el loro adquiere esta enfermedad la puede transmitir al hombre.

¿Cómo se transmite? La psitacosis llega al organismo del hombre a través de los pulmones y al estar en contacto con las secreciones infectantes del loro. Los síntomas aparecen luego de aproximadamente 10 y 15 días, y puede ocasionar una fuerte neumonía. Por ello atención con los síntomas que los dueños puedan llegar a manifestar en caso de fiebre o dolor torácico. Felizmente la transmisión o contagio de esta enfermedad no existe a nivel de hombre a hombre.

Generalmente, los loros pueden llegar a enfermar de psitacosis si se los lleva lugares como parques públicos, o lugares en donde hay otros animales y que se encuentran sucios. También, es muy importante saber de dónde proviene el loro, pues los viajes, si llegan de otros países, pueden ocasionar esta enfermedad. Por ello, siempre hay que comprar el loro en un sitio en donde se nos den los papeles con vacunas y antecedentes del ave.

Por suerte, el contagio como la aparición de esta enfermedad en los loros ha disminuido muchísimo puesto que en el año 2008 sólo se reportaron 18 casos graves en la provincia de Chaco, Argentina.

Como el loro no tiene síntomas si contrae esta enfermedad, lo correcto es efectuar una vista cada 2 meses al veterinario para realzar un control y de esta manera poder quedarse tranquilo de que todo está bien.

No obstante ante la parición de resfríos,  tos, catarro, dolor de garganta, dificultades respiratorias o fiebre, se debe acudir inmediatamente al médico y dejar en claro que se convive con un loro.

Esta enfermedad es más común en las provincias del norte de Argentina, puesto que los loros que llegan de países vecinos y no se puede saber su procedencia exacta ni su historia de vida.

Por ello lo mejor es prevenir, y de querer comprar un loro hacerlo en lugar seguro en donde nos puedan infamar acerca de su procedencia. No es cuestión de alarmarse, sino como se dijo de prevenir, y de esta manera evitar una enfermedad en el loro y su muy posible contagio a los dueño.

 

 

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*