26 May, 2017

Consejos de alimentación para canarios

Consejos de alimentación para canarios
 

Consejos de alimentación para canarios

Consejos de alimentación para canarios. Artículos sobre aves.

 

Los canarios son mascotas habituales, en especial en hogares donde no abunda el espacio, entre otras cosas por su melódico canto (un privilegio exclusivo de los machos), por el atractivo color de su plumaje y porque son relativamente fáciles de cuidar, si bien es importante hacerlo bien. En este caso, veremos qué tener en cuenta a la hora de alimentar a un canario.
Las aves suelen ser mascotas algo delicadas, si bien los cuidados no son demandantes, hay que tener ciertas precauciones pues no dejan de ser animales pequeños y frágiles.
Los granos son la base de la alimentación de un canario, en particular el alpiste, que es económico y se consigue en cualquier tienda veterinaria.
El alpiste es un tipo de semilla muy rica en hidratos de carbono y constituye la base de la dieta de un canario, pero es mejor combinarlo con otras semillas distintas que le aporten proteínas necesarias para su correcta nutrición, como la avena, mijo, negrilla o nabina rojiza. Las semillas remojadas son más fáciles de comer, pero debemos cambiarlas en el mismo día para que las que no fueron consumidas no se echen a perder.
Los vegetales, asimismo, también le aportan buenas vitaminas. El brócoli no contiene grasas y proporciona mucha vitamina A, al igual que la zanahoria, cortada o rallada. La lechuga suele gustarles mucho y es muy vitamínica, debe dársele en trozos pequeños para que sea bien consumida y digerida, no más de dos hojas a la semana.
Un canario, al mismo tiempo, puede comer frutas que le dan vitaminas, hidratos de carbono y otros nutrientes. Los canarios suelen amar la manzana, que pueden consumir diariamente en trocitos. También conviene servir pequeños trozos de naranja, por su alto contenido en vitamina C, una vez a la semana – al menos, conviene incorporarla.
No debemos olvidarnos del agua, pues al igual que sucede con los humanos y con todos los animales, una buena hidratación es indispensable. Debe estar limpia y fresca como así también los alimentos, debemos cambiar y limpiar a diario los contenedores de agua y comida. Así, nos aseguramos que nuestra ave está fresca, bien alimentada e hidratada y que no sufre ningún riesgo por comer algo o beber agua en mal estado.

Comentarios

Comentarios

Comentarios