Camarones de Agua Dulce

El camaron de agua dulce: Palaemonetes sp

Familia: Palemónidos.

Orden: Decápodos macruros.

Clase: Crustáceos

Pequeñas gambas de río: Estos preciosos crustáceos decápodos en los que el caparazón o ‘cabeza’ forma dos cámaras branquiales con tres clases diferentes de branquias, pertenecen al suborden de los macruros (de cola grande) y al grupo de los nadadores, aunque sus facultades locomotoras sean excepcionales y caminen por los fondos rocosos o arenosos. Abundan en numerosos medios salobres como deltas y albuferas, pero también colonizan cursos de agua dulce muy alejados de las costas. En España se encuentran en muchos ríos próximos a Madrid y hasta hace pocos años, podrían capturarse en grandes cantidades en el río Henares, ocho o diez kilómetros más arriba de la histórica villa de Alcalá de Henares, aunque hoy día la contaminación fluvial haya barrido las enormes poblaciones de estas simpáticas ‘gambitas’.

Mantenimiento y reproducción en cautividad: Pueden vivir perfectamente en cualquier acuario resistiendo incluso temperaturas de cursos tropicales siempre que se les aclimate progresivamente. Sin embargo, prefieren tanques grandes, mínimo 90 l con un lecho abundante, areno-limoso y una buena pared rocosa en el fondo posterior. La vegetación de Potamogeton sp, elodeas, arroz recién germinado y otras plantas sumergidas, se situará en rincones
y partes posteriores del recipiente. El agua, de dureza media o media alta, entre 12-25 DH, será francamente alcalina pH = 7,2-8,7 y su temperatura puede oscilar entre 12-25º C. La iluminación intensa, pero tamizada por una capa de vegetales flotantes, podrá ser reforzada con luz solar directa. Tras el apareamiento, las hembras depositan gran cantidad de huevecillos que recogen en la parte inferior plumosa de su cola o más correctamente entre los apéndices natatorios. Las larvas liberadas, ganan la superficie pasando por varias etapas hasta poder ser consideradas pequeños camaroncitos. Si se retiran los adultos que devoran sus propias larvas, conseguiremos cerrar el ciclo en cautividad, pero lo más interesante es la fuente continua de alimento vivo que estos crustáceos pueden suministrar a los peces que mantenemos en nuestros acuarios.

Decoración y fuente de alimento vivo: Además de ser unos huéspedes curiosisimos y agradecidos de nuestros recipientes que, se nutren de infusorios, nauplius de artemia y algas microscópicas, los palaemonetes con sus masivas reproducciones, suministran una alimentación complementaria excepcional para casi todos los peces tropicales e incluso los camarones que mueren son ansiosamente devorados por los peces. Pueden cohabitar con numerosas especies pacíficas de pequeño tamaño y únicamente serán perseguidos y semidevorados por grandes cíclidos
u otros representantes belicosos de la clase de los peces. Nuestra experiencia personal con palaemonetes ibéricos capturados en ríos interiores españoles, nos ha brindado la compañía de estos crustáceos durante casi un año en el mismo recipiente, al mismo tiempo que servían de fuente nutritiva adicional a xifos, platys, mollinesias, danios y escalares.

Aunque generalmente no son aconsejables las decoraciones con rocas calizas de ‘agujeros’, en los recipientes que pueden usarse para estos camarones, deben situarse dos o tres de estas piedras de rocalla que, por supuesto, endurecerán el agua al liberar carbonatos y sulfatos por otra parte perfectamente tolerables para la mayoría de los pecílidos antes señalados.

Califica este artículo

Editor y redactor de contenidos en Red Estrategia. Supervisor general de moderadores en Anunico. Sígueme en mi cuenta de Twitter @adrian_vallejos

Comentarios

Comentarios

Más en Articulos de Peces
foto de partes de un pez
Partes de un Pez

Anatomia Externa Constituyen una superclase zoológica de vertebrados acuáticos de sangre fría que tienen, en general, forma aerodinámica y fusiforme...

Cerrar